El Hospital Militar, que estará a pleno funcionamiento en verano, cuenta ya con la primera unidad de Lesionados Medulares de Andalucía

La presencia en el acto de inauguración del nuevo alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, causó sorpresa entre los directivos sanitarios que no vieron a Juan Espadas, su antecesor, en el acto oficial de apertura del centro de hace un año

Juanma Moreno y Antonio Muñoz saludándose a la entrada del Hospital Militar – Raúl Doblado

El Hospital Militar estará completamente operativo este verano tras una inversión total de 76,5 millones de euros, según anunció este miércoles el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que asistió al acto oficial de inauguración de tres nuevas plantas, que se suman a las tres ya existentes. El cronograma previsto indica que en torno al mes de marzo se concluirán las obras del bloque quirúrgico, con diez quirófanos; la unidad postquirúrgica, que tendrá 42 camas, y los servicios de administración, mantenimiento, laboratorio, farmacia y vestuarios, entre otros. Desde este punto, y hasta la finalización de las obras, se añadirán otras dotaciones como una unidad de Salud Mental, una unidad de endoscopias, un Hospital de día y

 urgente, una planta de cirugía de corta estancia, resonancia magnética, un nuevo vestíbulo.

De las tres abiertas este miércoles es quizá la novena, la destinada a lesionados medulares, la que va a poner al antiguo Hospital Militar de Sevilla a la vanguardia de la sanidad pública andaluza en un campo muy especializado y del que apenas hay referencias en España. Se trata de la primera Unidad de Alta Dependencia para Lesionados Medulares, donde se atenderá a lesionados medulares de gran complejidad con compromisos respiratorios. Se trata de una de las «perlas» del nuevo centro y alberga un gimnasio para rehabilitación y 20 habitaciones individuales. La entrada en funcionamiento de esta unidad evitará que cualquier paciente andaluz con esta grave patología tenga que ser desviado al Hospital de Parapléjicos de Toledo, como hasta ahora.

El presidente de la Junta de Andalucía se sentía feliz este miércoles y lo expresó de una manera muy coloquial en su intervención ante los responsables sanitarios y los periodistas convocados en la planta octava del renacido Hospital Militar: «Hoy es un día muy chulo para mí», dijo. Y lo explicó así: «En mi agenda no todos los días son así y hay días muy difíciles, con reuniones o negociaciones complejas, pero hoy, que es 2-2-22, es un día de los que te gusta la agenda y que nunca olvidaré». Moreno recordó que ha pasado muchas veces por Bellavista viendo el hospital abandonado y que se había prometido a sí mismo arreglarlo «si algún día era presidente de la Junta de Andalucía». Lo hizo y ayer también presumió de contar «con 30.000 profesionales sanitarios más en el SAS y seis nuevos hospitales y cinco centros de salud en estos tres años», dijo.

La presencia este miércoles del alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, que no se separó prácticamente del presidente de la Junta durante su visita a las tres plantas inauguradas, causó sorpresa en muchos de los directivos sanitarios que han gestionado la «resurrección» del antiguo Hospital Militar desde el verano de 2020. Y causó sorpresa porque Juan Espadas, su antecesor (del mismo partido) no lo hizo hace un año. El 1 de febrero de 2021 un exultante Juanma Morenoanunciaba rodeado de sus fieles y de «batas blancas» (esos directivos) el primer rescate de un centro sanitario emblemático para Sevilla; pero lo hacía sin la compañía del máximo representante institucional de la ciudad, cuya población iba a ser la gran beneficiada de la nueva infraestructura sanitaria (cuatro mil pacientes Covid han pasado en estos doces meses por sus instalaciones y la inmensa mayoría se curaron y volvieron a sus domicilios). 

Antonio Muñoz conocía la forma de proceder de su exjefe en el Ayuntamiento hace un año y quiso señalar ayer con su presencia que reconocía, en cierta manera, la buena iniciativa tomada por el Gobierno del PP en materia sanitaria, con la cual se cierra esta herida clavada en la memoria sentimental de muchos sevillanos que han estado pasando impotentes durante diecisiete años por Bellavista, impotentes ante el expolio.

Muñoz, que acompañará hoy en su viaje a Madrid a la consejera de Fomento para respaldar junto a ella y a su equipo de ingenieros las reclamaciones al Ministerio para que financie parte de la línea 3 del Metro, tuvo tiempo incluso para departir a solas durante unos momentos con el presidente andaluz mostrando con él un clima de complicidad que augura colaboración institucional.

Quizá este ambiente de euforia y satisfacción hizo decir a Juanma Moreno ante los periodistas, en una expresión muy coloquial, que se trataba de «un día muy chulo» para él, en comparación sobre todo con otros en los que su agenda se presenta con más espinas que rosas y negociaciones difíciles. Moreno confesó que había pasado muchas veces por Bellavista durante los años en que ha estado derrumbándose el hospital ante los ojos y que se prometió a sí mismo «que si algún día era presidente de la Junta lo arreglaría». Y así lo hizo.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

Explosión de color y volantes en la segunda jornada de SIMOF 2022

Sáb Feb 5 , 2022
Además del certamen de noveles, conocimos las propuestas de Juan Manolo, José Joaquín Gil, Guillermo Peralta, José Raposo, F de Frank, Ana Morón, Javier García, Antonio Gutiérrez y Verónica de la Vega La mañana del viernes de SIMOF comenzó regalando ilusión a un joven diseñador. Alejandro Andana es un sanroqueño que soñaba […]