Muere la periodista vizcaína que narró su lucha contra el cáncer

En su último post en Instagram, Olatz Vázquez, de 27 años, narraba las «semanas muy, muy, muy difíciles» que había vivido este verano

La periodista vizcaína Olatz Vázquez ha fallecido esta madrugada a los 27 años, según informa la ‘Cadena Ser’. Olatz luchó durante más de un año contra un cáncer gástrico con metástasis abdominal y narró su día a día a través de sus redes sociales con fotos y textos que conmovieron a todo el país. La joven relató en el periódico El Correo su lucha contra el cáncer, que se le diagnosticó con dos meses de retraso por culpa del colapso sanitario provocado por el coronavirus.

Las últimas palabras de Olatz reflejan la dureza de la enfermedad en su fase final: «Siento deciros que he he perdido a la Olatz que era. Entre tratando de estabilizarme unas náuseas y vómitos, y me quedé por un fallo intestinal. La enfermedad, que me acompaña ha hecho de la suyas cuando yo más más débil estaba. Me he convertido en una persona totalmente dependiente de los míos, ya que vivo 24/7 conectada a alimentación parententeal y una vía nasogástrica, que es lo que me hace estar hoy aquí». Lo contaba en su Instagram un 19 de agosto, hace dos semanas. 

La joven logró volver a casa, con los suyos, mientras narraba su lenta evolución. «Hoy he andando por el pasillo media hora, ayer lo hice, mañana lo haré otra vez. Espero poder salir pronto a la calle en cuanto me quiten cada vez más cables que tengo colocados». Fueron sus últimas palabras en redes sociales. Olatz, agradecida por la atención recibida este tiempo, lanzaba su último mensaje: «Os lo digo poco, pero os quiero».

Fuente: Diario Sur

Redacción

Entrada siguiente

Muerte de un niño en Lucena | El perro pastor belga atacó ya al menor unos días antes

Lun Sep 6 , 2021
Los vecinos de la familia relatan lo acontecido en la madrugada del sábado: «El perro ha matado a mi hijo», dijo el padre. El pastor belga malinois que mató a un menor de cinco años en la madrugada del sábado en una finca de Lucena ya había atacado al pequeño con anterioridad. […]