El juez archiva el último intento por reabrir el caso Marta del Castillo

La documentación aportada por la familia de la menor sobre un préstamo solicitado por Miguel Carcaño y su hermanastro con documentación falsa no «aporta ningún dato relevante» para reabrir una investigación por un crimen

El padre de Marta del Castillo atiende a los medios tras confirmarse que se reabría el caso en 2020 

El magistrado Álvaro Marín ha dictado un auto por el que acuerda el sobreseimiento de las actuaciones y archivar el último intento por reabrir el caso de Marta del Castillo. Una causa que se reinició en febrero del año pasado después de que la familia aportara documentación que acreditaría que Miguel Carcaño y su hermanastro solicitaron un préstamo hipotecariocon documentación falsa. El auto, difundido este lunes por la oficina de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, concluye que esa información no aporta ningún dato relevante para esclarecer la participación de terceras personas en la desaparición de la joven.

La familia, que lleva más de una década luchando por localizar el cuerpo de Marta y no se conforma con las sentencias que condenaron a Miguel Carcaño y a El Cuco, había depositado muchas esperanzas en este nuevo intento por reiniciar las investigaciones y acabar probando la implicación del hermanastro de Miguel, quien salió absuelto del juicio que se celebró en la Audiencia Provincial en 2011.

La información entregada al titular del Instrucción nº 4 consistía en una serie de pruebas de que Miguel y Francisco Javier Delgado habrían estafado a una entidad financiera para hipotecar el piso de León XIII donde murió Marta. El juez le pidió un informe a la Policía, que corroboró algunos aspectos trasladados por la familia. «El 2 de junio de 2008 suscribieron un préstamo hipotecario, que les era imposible afrontar, de modo que contrataron un segundo préstamo, éste con la entidad BBVA, con el fin de cancelar el anterior, para cuya obtención se presentó una documentación falsa. Igualmente resulta de la investigación que, tras estas maniobras, el inmueble ya hipotecado quedó a nombre de Miguel, que carecía de capacidad para hacer frente a la obligación crediticia contraída, así como que, probablemente, recibió una pequeña cantidad del total del dinero solicitado a crédito», detalla el auto.

El juez explica que esta información tendría trascendencia penal para juzgar a los hermanos por un delito de estafa, pero los hechos ya han prescrito. Pero que no llegan a demostrar, como defiende la familia, de que ese fue el motivo de una fuerte pelea que tuvieron Miguel y Francisco Javier y que Marta presenció. Para el instructor no se puede llegar a esa determinación, tal y como mantienen los padres de Marta.

«Por más que los datos aportados permitan comprender el modo de vida de los dos hermanos previo a los hechos, no alcanzan a establecer dato relevante para este procedimiento ni, menos aún, uno que sea capaz de rebatir los argumentos» que ya han sido expuestos en anteriores ocasiones. El auto del juez cuenta con el respaldo de la Fiscalía, que ya pidió en marzo el archivo del caso.

Autoriza el rastreo de móviles

Por otro lado, el titular del juzgado nº 4 mantiene abierta una pieza relativa a la desaparición del cuerpo a la espera de algún avance que sirva para la localización de los restos, «única razón del mantenimiento de la presente pieza, sin que a través de ella pueda alcanzarse a una revisión de lo ya enjuiciado, ni a la ampliación de la instrucción», señala en un segundo auto fechado recientemente. En él, ordena librar oficios urgentes a la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla para que remita al juzgado las pruebas practicadas relativas a «terminales de teléfonos móviles (…) a fin de llevar a cabo el análisis de los mismos y posterior informe sobre el recorrido que realizó Miguel Carcaño la noche del crimen», al objeto de su tratamiento por un perito; así como las piezas de convicción correspondientes a los «datos crudos de las empresas de telefonía, sin análisis ni conclusiones». Una información relativa no sólo al móvil de Carcaño sino también de los terminales de su hermano; de la que fue su pareja, María García; de Samuel Benítez; y del Cuco, además del móvil de la víctima.

El juez también se dirige a la cárcel de Sevilla II, en demanda de que remita «el terminal telefónico de Miguel Carcaño», que según la letrada de la familia de Marta del Castillo, «fue retenido en dicho centro, habiendo autorizado Miguel Carcaño la revisión del citado móvil». El aparato, según el juez instructor, habrá de ser entregado al perito para que pueda ser analizado.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

La Patrulla Águila sobrevolará Sevilla este miércoles de 'Feria'

Mié Abr 21 , 2021
Es una de las iniciativas de Tablada para dotar de contenidos alternativos a la ciudad en una semana marcada por la suspensión de la fiesta Tablada también quiere poner su granito de arena para que la semana de Feria sea algo diferente a pesar de la suspensión de la fiesta por culpa de […]