El exnovio de la menor de Martín de la Jara la descuartizó y repartió los restos en bolsas

El exnovio de la menor de Martín de la Jara confiesa la autoría del crimen tras una semana guardando silencio

Tenía sólo 17 años, un bebé de cuatro meses y a falta de la confirmación oficial, es la primera víctima de la violencia machista en lo que llevamos de año en la provincia de Sevilla. Se llamaba Rocío Caíz y llevaba desaparecida una semana. El peor de los desenlaces, el que incluso los investigadores no barajaron en los inicios del caso, cuando se pensó que esta menor de Martín de la Jara se había marchado por propia voluntad, se conocía ayer por la tarde, cuando la Guardia Civil recuperaba restos humanos de la joven en una zona de Estepa. El exnovio había confesado la autoría del crimen. En estos momentos se encuentra detenido a la espera de pasar a disposición judicial. La conmoción en la pequeña localidad natal de la asesinada es absoluta. Sólo unas horas antes de conocerse la noticia se había organizado una concentración espontánea para reclamar la vuelta de la joven. 

La premonición que rondaba en la familia de Rocío Caíz se confirmó tristemente. Tanto su madre, como su abuela y su hermana no se creían que la joven se hubiera marchado de manera voluntaria dejando atrás a un bebé de cuatro meses. La última persona que la vio con vida, además de su expareja, fue el taxista que la llevó desde Martín de la Jara a Estepa, donde había estado residiendo con su expareja hasta la separación. Esta persona declaró a la Guardia Civil que vio a los dos entrar juntos en el inmueble. Y alli se pierden las referencias concretas sobre la víctima. Ése fue el punto de inicio de las investigaciones.

A la mañana siguiente de la desaparición, la familia recibió un mensaje supuestamente enviado por Rocío a través de whatsapp y facebook donde les decía que se marchaba fuera de la provincia con un chico que había conocido. «Sé que ella no lo ha escrito porque tiene una familia que la quiere y un hijo al que quiere con locura y no tenía pensado irse con nadie ni ha conocido a nadie, ya que me lo hubiera dicho a mí. Una persona que se quiere ir de su casa no se va con lo puesto», decía hace un par de días la hermana de Rocío, que restaba cualquier credibilidad a ese mensaje. Los familiares de la menor no dudaron en ponerse delante de las cámaras de televisión de varios programas y pedirle al joven, ahora detenido, que hablara, que contara qué había ocurrido en el interior de la vivienda.

Varias patrullas de la Guardia Civil por Estepa mientras se cerraban los trabajos de rastreo
Varias patrullas de la Guardia Civil por Estepa mientras se cerraban los trabajos de rastreo – EFE

El exnovio, de origen rumano y vecino de la plaza de la Norieta, en Estepa, también los llamó al día siguiente para decirle que Rocío se había marchado de madrugada de la casa y que no sabía nada de ella. Una serie de circunstancias que lejos de distraer a los investigadores, centraron todas las sospechas en él, convirtiéndose en el principal sospechoso.

Versión que se tambaleaba

La presión ejercida en los últimos días sobre el joven ha sido determinante para que acabe derrotando. Los agentes, además, fueron hilvanando detalles que hacían tambalear por completo la primera versión que había dado a los agentes, al asegurar que Rocío se había ido a las cinco de la mañana. Una de esas pistas fue la información que ofreció el teléfono móvil de Rocío, donde se encontraba cuando se apagó después de enviar los extraños mensajes a la familia. 

Y otra clave que dio un giro definitivo al caso: hace pocos días, el detenido había comprado por internet una motosierra.El detenido compró una motosierra por internet hace pocos días. Es una de las pistas que han seguido los investigadores de la Policía Judicial

Fuentes consultadas por ABC señalan que un familiar del joven detenido podría haber ayudado a los agentes a localizar el lugar donde ha sido encontrada una primera bolsa con restos humanos. En un primer momento, cuando se informó a la comitiva judicial del posible hallazgo para que se personara la juez, se pensó que habían dado con el cuerpo entero de la menor. Sin embargo, al abrir la bolsa comprobaron que había sido desmembrado y que faltaban restos. La Guardia Civil inició un dispositivo de rastreo tras confirmar que el asesino se había deshecho del cadáver en varias bolsas que había repartido por distintos puntos de la localidad. Al cierre de esta edición, los trabajos de rastreo continuaban por parte de los agentes. 

Vecinos de Martín de la Jara se concentraron antes de conocer la terrible noticia
Vecinos de Martín de la Jara se concentraron antes de conocer la terrible noticia – ABC

Rocío Caíz le contó a su familia que sufría malos tratos y que por ese motivo quería abandonar a su expareja. «Ella no quería volver a su casa», ha repetido una y otra vez la madre de la menor. No había constancia oficial de esa violencia machista porque la menor nunca denunció. Con sólo 17 años pasa a engrosar la lista de mujeres víctimas mortales de la violencia machista.

«Destrozados»

En la noche de ayer, la agencia Europa Press contactó con familiares de Rocío para conocer su estado tras el tremendo impacto emocional de conocer que la menor había sido asesinada. La madre de la chica está «fatal, destrozada», señalaba un familiar directo.

Las primeras reacciones de condena por el brutal asesinato no tardaron en sucederse. Uno de los primeros fue el presidente de la Junta, Juanma Moreno, que a través de la red social twitter expresó: «Noche de mucha tristeza. Toda mi repulsa y condena por el asesinato de Rocío, y mi profundo pesar a su seres queridos. El machismo y la sinrazón siguen causando un tremendo dolor en la sociedad». En la misma línea, el vicepresidente Juan Marín, quien también por twitter lamentaba como la violencia machista se llevaba por delante una vida más: «Otro deleznable crimen machista que vuelve a poner de manifiesto que aún queda mucho por hacer para acabar con esta lacra. Mucho ánimo a la familia y amigos de la joven Rocío Caíz. Mi condena más rotunda para su asesino. DEP».

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, también tenía palabras para la familia de Rocío: «La violencia machista deja otra víctima en nuestra tierra. Otro cruel asesinato. Otra familia rota. Tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas para detener esta lacra. Mi condena y repulsa por este crimen. Y mi pésame a la familia y amistades de Rocío».

El juzgado 1 de Estepa ha declarado el secreto de las actuaciones.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

Carta de Beatriz Zimmermann: «Olivia me decía que mi problema era que la quería demasiado y sonreía»

Lun Jun 14 , 2021
La madre dice: «Espero que las leyes se pongan más duras protegiendo a los niños» Beatriz Zimmerman, madre de Anna y Olivia, niñas presuntamente asesinadas por su padre en Tenerife, ha enviado a la opinión pública una carta para su difusión. En ella pide un endurecimiento de la legislación acerca de […]