La caída de la natalidad vuelve a dejar plazas vacantes en colegios de todos los distritos de Sevilla

Sobran plazas hasta en zonas que antes generaban problemas como el Casco Antiguo o Triana

Niños entrando en la clase – Rocío Ruz

La caída de la natalidad se ha vuelto a dejar sentir en los colegios sevillanos como ya advirtió el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, al inicio del curso escolar cuando se mostró muy preocupado por que  cada vez nazcan menos niños. 

Una vez finalizado el proceso de escolarización (al menos el de entrega de las solicitudes en los colegios que acabó el pasado 31 de marzo) han quedado numerosas vacantes en Sevilla, en casi todos los distritos y en numerosos colegios, muchos de ellos de los que hasta hace poco tenían cada año problemas de que había más demanda que oferta. 

A falta del dato final del  total de plazas que han quedado vacantes, que la delegación de Educación en Sevilla cuantificaba hace algunas semanas en cerca de mil niños menos, se sabe que han quedado vacantes en los principales distritos y que algunos de los que hasta hace poco tenían un exceso de demanda, ahora se quedan con huecos vacantes. Aunque los datos no son aún definitivos porque falta por grabar algunos que han llegado de forma telemática, los datos que manejan en los centros revelan que un gran número de centros no ha cubierto la oferta que hacía. El José María del Campo y los Maristas son los centros más demandados en Triana-Los Remedios.

En el distrito Triana-Los Remedios, por ejemplo, según los directores de centros se ofertaban para el próximo curso 2022/2023 un total de 600 plazas en tres años (el primer curso del ciclo de Infantil) en los catorce colegios del barrio. Y finalmente sólo se han presentado 530 solicitudes. Eso supone que han sobrado 70 plazas en la zona. Y que hay centros que antes eran muy solicitados y que este curso se quedan con plazas vacantes.

De hecho sólo el colegio San Fernando (Los Maristas), el CEIP José María del Campo, los Sagrados Corazones (Padres Blancos) y Nuestra Señora del Rosario tienen en la zona más demanda que oferta. En el caso del José María del Campo, ha recibido 42 solicitudes para 25 plazas, ya que sólo oferta una clase de 3 años, puesto que el pasado curso ya se eliminó una unidad por la baja natalidad. Este año hay 17 niños en lista de espera. En Nuestra Señora del Rosario (otro centro concertado de Triana) hay 51 solicitudes para 50 plazas.

En cuanto a Los Maristas ha recibido 84 solicitudes para las 75 plazas que oferta en sus tres líneas. Eso supone que habrá nueve niños que no consigan entrar. Y en cuanto a los Padres Blancos tienen 102 solicitudes para su oferta de 100 plazas. Hay otros centros en los que la caída de la natalidad se ha notado mucho este curso. 

Los hay con 8 solicitudes para 3 años como es el caso de San José de Calasanz donde la oferta es de 25 plazas y ya este curso tienen puesta en marcha un aula mixta con niños de 3 y 4 años en la misma aula. En el mismo barrio hay otros ejemplos como el San Jacinto, donde sólo han pedido plaza 9 niños para una oferta de 25 plazas. Y llama la atención también el caso de algunos concertados donde se han acabado los problemas que había hace algunos años para entrar. En Santa Ana han sobrado plazas: ofertaban 75, pero sólo ha habido 59 solicitudes. 

Sobran en Las Esclavas

Pero esa caída de la natalidad también se ha dejado sentir en barrios que cada año tenían problemas de escolarización y con muchas familias protestando porque no habían logrado plazas para sus hijos en el colegio elegido en primera opción. El Casco Antiguo ha ofrecido, según fuentes de los propios centros, un total de 625 plazas en 19 colegios públicos y concertados. Sin embargo sólo ha recibido 471 solicitudes para los colegios del barrio, lo que supone que se quedan al menos 154 vacantes.

En ese caso, según parece, sólo tres centros han tenido más oferta que demanda. Es el caso del SAFA Nuestra Señora de los Reyes, donde ha habido 26 solicitudes para 25 plazas, el Sor Ángela con 52 para 50 y el San Cayetano con 26 peticiones para 25 plazas. Es llamativo que en Las Esclavas, un centro en el que había cada año padres que se quedaban fuera, hayan sobrado también plazas. Había 75 plazas y sólo se han presentado 64 solicitudes.

Otro ejemplo es el distrito Sevilla-Este Parque Alcosa donde se ofertaban 750 plazas en 17 colegios pero sólo se han presentado 679 solicitudes, lo que deja 71 plazas sobrantes. Algo parecido ha ocurrido en Bellavista-La Palmera-Heliópolis que ha ofertado 675 plazas para 585 solicitudes, lo que supone que han sobrado 90. Es la tónica general de todos los distritos y colegios. Sólo unos pocos, como el caso del Buen Pastor en Nervión, que ha recogido 69 solicitudes para 50 plazas, son la excepción que confirma la regla. 

La falta de niños hace bajar la ratio de forma natural y progresiva

«Estamos consiguiendo de forma natural lo que llevábamos años pidiendo». Así se manifestaba la directora de un centro de educación Infantil y Primaria del centro de Sevilla sobre las consecuencias que la bajada de la natalidad está teniendo en los colegios. 

Y es que esa disminución de la natalidad está provocando que las clases de Infantil y Primaria cada vez tengan menos niños. Si la ratio legal establecida estaba en 25 niños por aula en Infantil y Primaria, la constante caída de la natalidad ha hecho bajar esas cifras. Según reconocía hace algunos días en el Parlamento el fallecido consejero de Educación, Javier Imbroda, la ratio es la más baja de la historia. Y de hecho en Sevilla esa ratio ya está por debajo de 20 alumnos en Infantil y por debajo de 21 en Primaria. Y hay centros donde ya este curso se han puesto en marcha aulas mixtas con niños de dos cursos distintos, algo que volverá a ocurrir este curso.

Por eso los propios profesores aseguran que esa disminución de la natalidad está teniendo algunos efectos positivos ya que «puede mejorar la calidad» de la enseñanza al ser menos alumnos por clase. «No deben suprimir más unidades y dejar los colegios como están para que redunde en una mayor calidad», decía una maestra a ABC.

El caso es que esa caída de la natalidad puede ser aún más acentuada para el curso 2023/2024 cuando la «generación covid» llegue a la escolarización. En ese curso tendrán que empezar el colegio los niños que nacieron en la pandemia y, según algunos directores de centros, Educación ya les ha comunicado que serán muchos menos. Extraoficialmente aseguran que ese curso podría haber en Sevilla unos 2.000 niños menos, lo que supondría más del doble de la caída que se ha producido este año.

Aún así en algunos colegios más solicitados siguen protestando. Desde el colegio José María del Campo de Triana, que ha tenido 42 solicitudes para 25 plazas, han pedido a Educación que se ponga en marcha de nuevo la línea que suprimieron el pasado curso. En un escrito remitido a Educación, se recuerda que el centro ha sido históricamente de dos líneas y que, por parte de las familias «se está produciendo una apuesta evidente por el proyecto educativo del centro, plasmada en las solicitudes en primera opción». 

Por ello recuerdan que solo se ha ofertado el proyecto bilingüe francés, ya que el curso pasado les informaron que no era posible ofertar el bilingüismo inglés en 3 años. Por ello reclaman que, «para restituir la oferta histórica del centro», se autorice una segunda unidad de Infantil 3 años, ya que mantener solo una sería «difícilmente entendible». La directora del colegio pide en el escrito que, si no es así, «se valoren otras opciones, que no pasen por afectar a la libertad de elección de las familias».

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

La retirada de mascarillas en interiores entrará en vigor el 20 de abril

Jue Abr 7 , 2022
El Consejo de Ministros aprobará el próximo 19 de abril una nueva normativa El Consejo de Ministros aprobará el próximo 19 de abril una nueva normativa sobre el uso de mascarillas en espacios interiores por la que dejarán de ser obligatorias en estos ámbitos salvo en centros sanitarios y sociosanitarios y los transportes, medida que entrará en […]