Más de 60.000 andaluces se manifiestan en Madrid por el futuro del campo

La delegación andaluza, la más numerosa en la concentración en la que el mundo rural exige al Gobierno central un plan real para su futuro

Manifestantes en la marcha por el campo este domingo en Madrid – ABC

Más de 60.000 andaluces han acudido este domingo a la manifestación por la defensa del campo en Madrid. Son cálculos de los organizadores, que señalan que, dos horas después de empezar la marcha que recorre el centro de la capital, aún hay gente llegando al punto de inicio de inicio de la concentración.

«Esto ha desbordado todas las previsiones», explican algunos de los asistentes a la manifestación, que señalan que, solo para entrar a Madrid, han aguantado atascos kilométricos. «La Nacional IV estaba hasta arriba de autobuses y los han tenido que desviar a la Nacional V. Había unos 1.600 buses», señalan «y aún quedan por llegar». 

A la marcha en favor del campo han acudido colectivos de todo tipo: agricultores, ganaderos, cazadores…

«Está aquí toda la vida rural», señala un asistente, que añade que hay «hasta realas de perros». Tal es la cantidad de gente que ocupan todo el ancho del Paseo del Prado. 

Los manifestantes, que tienen como destino Nuevos Ministerios, piden un «plan de choque valiente» que garantice «la supervivencia del campo andaluz». Desde Asaja explican que reivindican «que cese el desprecio, la falta de respeto y el ninguneo con el que el Gobierno trata al sector agrario y ganadero de nuestro país» y que también instarán al Ejecutivo a que «apruebe con urgencia un Plan de Choque que permita la supervivencia de miles de explotaciones agrarias, hoy amenazadas por la peor crisis del siglo, fruto de una tormenta perfecta».

Los andaluces acuden a la capital casi un mes después de haber expresado su descontento con la coyuntura en una tractorada en Sevilla que reunió a unos 4.500 agricultores y ganaderos, según estimaciones de la Policía Nacional. Sus reivindicaciones van desde la petición de medidas urgentes para paliar la sequía, atender sus alegaciones a la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y el aumento de los costes de producción por la inflación, ahora golpeados de nuevo por las derivadas de la guerra en Ucrania.

«El hartazgo con la gravedad de la situación y la falta de respuesta del Gobierno ha llevado al campo andaluz a secundar masivamente esta movilización», subrayan desde Asaja. La delegación andaluza es«la más numerosa de cuantas participan en esta movilización» y porta una pancarta de cabecera con el lema: «Por la supervivencia del campo andaluz».

Los agricultores andaluces aseguran que padecen «la crisis más grave del siglo». «El sector agrario está exhausto y al borde del colapso por la confluencia en un corto periodo de tiempo de una gravísima sequía -la peor desde la de 1992-, del incremento desmesurado de todos los costes de producción -gasóleo, plásticos, fertilizantes, semillas, piensos, fitosanitarios, electricidad…-, de una reforma de la PAC que recorta el apoyo al campo y equivoca sus objetivos y de unas políticas y una legislación que golpean directamente la línea de flotación de las explotaciones», ha resumido Asaja.

«El campo no puede esperar. Necesita respuestas, y las necesita ya. Su supervivencia está en juego y así se hacemos saber al Gobierno de España los miles de agricultores y ganaderos andaluces que junto al resto de colectivos del mundo rural participamos en esta protesta histórica», ha asegurado el presidente de Asaja-Sevilla y Asaja-Andalucía, Ricardo Serra.

La expectativa de Serra es que el Gobierno «reaccione y que tanto el propio presidente, Pedro Sánchez, como los titulares de los ministerios de Agricultura, de Transición Ecológica, de Trabajo, de Consumo y de Hacienda reaccionen y pongan los medios necesarios para que los agricultores y ganaderos y el mundo rural puedan salir de esta situación crítica».

Hace falta, apuntan desde UPA Andalucía, «un plan de choque valiente y urgente». Su secretario general, Cristóbal Cano, ha sostenido en declaraciones a Europa Press que lo que pretenden es que se pueda «seguir viviendo» de su actividad. «La soberanía alimentar hay que cuidarla, protegerla», ha insistido, destacando entre esas medidas urgentes «un potente paquete de inversiones en infraestructuras hídricas que permitan el acopio del recurso», hoy escaso.

El Plan de Choque propuesto incluye muchas más propuestas. Entre ellas, la exención -«que no reducción», han subrayado desde Asaja- de los cánones de riego, la exención o «reducción significativas» de las cuotas a la seguridad social -«que no el aplazamiento»-, la reducción «significativa y suficiente» de la fiscalidad de la energía y los carburantes, la puesta en marcha de medidas ya aprobadas en la disposición adicional primera de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria como son la doble potencia eléctrica en el riego y la bonificación de hasta un 35% y un 15% en la factura del gasóleo y en la de los plásticos y fertilizantes.

También, una normativa fitosanitaria «que responda a las necesidades productivas», un desarrollo reglamentario de la reforma laboral «que se acomode a las necesidades del campo y contemple la temporalidad» y unos precios «justos y remuneradores» para todas sus producciones.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

Juanma Moreno urge a Sánchez a bajar los impuestos por la crisis del combustible

Mié Mar 23 , 2022
El sector de la distribución ha perdido ya entre 120 y 150 millones de euros en Andalucía, 600 en toda España El Gobierno andaluz está dispuesto a asumir la pérdida de ingresos del 50% del IVA de los carburantes El Gobierno andaluz considera que no se puede esperar más para reducir los […]