El fracaso escolar en Andalucía cae a su punto más bajo desde que hay registros

La comunidad redujo el año pasado en cuatro puntos dicha tasa pero sigue por encima de la media de España

Jóvenes a la salida de su centro escolar – ABC

El 17,7 por ciento de los alumnos andaluces abandonaron sus estudios el curso 20/21. La cifra es, según la Consejería de Educación y Deporte, la más baja de la serie histórica, tras caer en más de cuatro puntos desde el curso anterior. Sin embargo, aunque esa tendencia es positiva, cabe destacar que la media de España se sitúa en el 13,3 por ciento, cuatro puntos por debajo de la cifra andaluza. 

En total, el año pasado cayó en un 4,1 por ciento el número de estudiantes que dejaron las aulas sin conseguir un título en la comunidad. Es la primera vez, destacan desde el departamento que dirige Javier Imbroda, que esta cifra baja del 20 por ciento.

 Además, añaden las mismas fuentes, el año pasado esta variable se redujo por segundo curso consecutivo. 

Según el consejero de Educación, Javier Imbroda, «hay un avance que nos permite pensar que estamos en el camino correcto pero, ni mucho menos, podemos estar del todo satisfechos. Hay mucho trabajo por hacer. La tasa de titulación de la ESO, que es un indicativo clave por ser el requisito casi imprescindible para que el alumnado pueda continuar formándose, aún tiene recorrido de mejora».

Para Manuel Ruiz, director del IES Severo Ochoa de San Juan de Aznalfarache, en Sevilla, hay que ser prudentes a la hora de tomar estos datos. Este docente piensa que la pandemia de Covid ha podido influir en las cifras porque, durante la primera parte de la pandemia, ymientras las clases fueron telemáticas, las cosas fueron «más fáciles» y eso pudo provocar un menor abandono. 

En todo caso, este director asegura que, con pandemia o sin ella, «sí se nota la bajada del fracaso escolar; hemos visto una reducción paulatina del abandono». Y eso pese a que, advierte, vuelve a escucharse en las aulas de su centro eso de «me voy a la obra que pagan más» que tan de moda estuvo antes de la crisis de 2008. Explica que «hay alumnos que se desmotivan y se van a la construcción». Es un abandono que «sí que notamos cada vez más», añade. 

Para los docentes, hay una relación clara entre dejar los libros y el nivel socioeconómico de la familia o entorno: «El abandono incide más en las barriadas con problemas. No siempre pero sí en muchos casos. Si estoy en la venta ambulante y necesito que venga mi hijo conmigo, lo saco del colegio. Es algo que vemos», explica Ruiz. 

Para evitar esos casos desde la Consejería de Educación tienen varios programas de ayuda. Hay uno de acompañamiento donde una orientadora trabaja en la motivación del alumnado y con las familias; otro de escuela de familias y que incide sobre lo emocional; también hay pedagogos que ayudan en el refuerzo de los alumnos con más dificultades; y ayudas económicas para que todos los estudiantes, sin importar los ingresos de su familia, puedan ir a las excursiones y actividades. «Eso les ayuda a sentirse parte del colegio y no abandonar los estudios», explica Manuel Ruiz. 

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

Alerta naranja en Huelva: el temporal azota de nuevo el litoral y deja a su paso casas y calles anegadas

Lun Mar 21 , 2022
Emergencias 112 Andalucía registra más de 30 incidencias en Lepe, Cartaya, Isla Cristina, Punta Umbría, Valverde y la capital Viviendas anegadas, además de sótanos y garajes, acumulación de agua en las vías públicas y algunos asentamientos de inmigrantes a medio flotar en el agua ha dejado la borrasca a su paso por Lepe, el […]