El número de mujeres que cursan carreras científicas en Andalucía supera al de hombres

Hay 31.700 alumnas matriculadas en Ciencias frente a los 16.700 varones en las universidades de la comunidad

La única excepción son los estudios de Ingeniería, que resultan menos atractivos para las mujeres

Inicio del curso en la Universidad de Sevilla. Facultad de Derecho y Ciencias del Trabajo. FOTOS: ROCIO RUZ.

La perspectiva de género implícita en el borrador de la Ley Celaá parte del supuesto falso de que la ciencia es la testosterona del saber: cosa de hombres. Pero lo cierto es que en Andalucía hay casi el doble de mujeres matriculadas en carreras científicas que varones. Otra cosa es la ingeniería, donde el número de alumnos es muy superior al de alumnas. En Andalucía hay matriculadas en carreras de Ciencias 31.715 mujeres y 16.702 hombres. Del total de alumnas, 23.037 cursan carreras relacionadas con las Ciencias de la Salud. Las demás estudian las titulaciones científicas específicas, donde la presencia de mujeres es mayor en los estudios de grado y ligeramente inferior en los de doble grado.

Javier estudia Matemáticas en Granada y Ana cursó Química en Jaén. En ambos grados el número de alumnos y alumnas es similar, si bien en el de las derivadas la cifra de varones (1.156) es algo superior a la de mujeres (856), en tanto que en el ámbito de las valencias sucede lo contrario: en Andalucía las estudian 1.520 mujeres y 1.162 hombres. 

Según Ana María, que cursó Ingeniería Técnica Eléctrica en la Universidad de Jaén, observa déficit de promoción para conseguir un número equivalente de hombres y mujeres en las aulas. De hecho, Ana María es ingeniera por accidente. Si la Universidad de Jaén hubiera impartido el grado de Matemáticas habría elegido esa opción. Al no ser posible apostó por la materia que escogió un amigo suyo para no encontrarse sola en las aulas. Tal vez, añade, habría sido su primera elección si en bachillerato hubiera habido una campaña de captación.

Bondades de la ingeniería

El director de la Escuela Politécnica de Linares, Manuel Valverde, puntualiza en este sentido que la Universidad de Jaén realiza un trabajo de campo en la enseñanza secundaria para promocionar las bondades de la ingeniería entre los bachilleres. Admite que no se hace con un criterio de género porque, aclara, no existen carreras masculinas y carreras femeninas.

Hay, sin embargo, preferencias que reflejan los datos: de los 36.891 alumnos que cursan los grados de Ingeniería y Arquitectura en el curso 2020-2021 en las universidades andaluzas 28.020 son varones y 8.871 mujeres. En las especialidades de la perspectiva caballera la cifra de alumnos de uno y otro sexo es similar, pero en las ingenierías es muy desigual. 

La mayor desproporción tiene lugar en la Ingeniería Informática, que cursan 4.248 hombres y tan solo 507 mujeres. También es considerable la diferencia en Ingeniería Mecánica (2.729 alumnos y 339 alumnas), en Tecnologías Industriales (2.007 y 557), en Electrónica Industrial (1933 y 326) y en Ingeniería Eléctrica (1.058 hombres y 193 mujeres). En Ingeniería y Tecnología de la Telecomunicación estudian 1.177 hombres y 288 mujeres.

Proporción en los grados

En otros grados la paridad es mayor. Tanta que hay incluso más mujeres matriculadas (323) que hombres (287) en Ingeniería de la Salud y en Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto (675 alumnas y 636 alumnos). En Ingeniería de Sonido e Imagen la diferencia a favor de los varones es escasa: la estudian 150 hombres y 82 mujeres. Lo mismo ocurre con Tecnologías Mineras, que cursan en Andalucía 16 alumnos y 7 alumnas. 

Al igual que en las del resto de la región, los grados que se imparten en las dos politécnicas de la Universidad de Jaén, la de Linares y la de Jaén, los estudian más varones (1.882) que mujeres (392). Y eso que en ellas la docencia se lleva a cabo sin distingos. Es el comportamiento académico y no la perspectiva de género el que determina la calificación, precisa Valverde.Los datos del Instituto de Estadística de Andalucía revelan que el curso pasado acabaron las diversas carreras de arquitectura y ingeniería que se imparten en las universidades 3.213 hombres y 1.147 mujeres

En este punto, las mujeres son al menos tan buenas estudiantes como los varones con quienes comparten aulas. Los datos del Instituto de Estadística de Andalucía revelan que el curso pasado acabaron las diversas carreras de arquitectura y ingeniería que se imparten en las universidades 3.213 hombres y 1.147 mujeres. Además, la mujer que opta por la ingeniería no es observada como una rara avis por sus compañeros masculinos. En la promoción de Ana María Martínez, la de 2011, había cuatro chicas y ninguna de ellas sufrió discriminación por pertenecer al género femenino. Otra cosa, puntualiza, es la empresa privada, donde optó sin éxito a dos puestos que coparon varones.

Descartada la discriminación en el ámbito académico como causa es pertinente sopesar que tras el rechazo a las carreras de ingeniería del alumnado femenino está el recelo por su dificultad técnica. Pero en ese caso también serían rechazadas por los hombres. Al respecto, Manuel Valverde asegura que el estigma de carrera difícil no arredra a la universitaria.

El director de la Politécnica de Linares cree que el estereotipo de carreras masculinas pende sin razón de peso sobre las ingenierías y determina en parte que no las elijan más mujeres. Pero como la premisa es falsa apuesta por intensificar la campaña de divulgación que convierta en atractiva las carreras para los dos sexos.

¿Lo es la Ingeniería Informática? El decano del Colegio en Andalucía, David Santo, admite que la escasez de tituladas preocupa al órgano que preside. «Tenemos una escasez de colegiadas, debido en gran parte a la escasez de graduadas en Ingeniería en Informática en las titulaciones antiguas, y formadas en máster en ingeniería en informática en las titulaciones nuevas, debido a su vez a la escasa matriculación de mujeres en nuestra titulación», explica.

Enfoque de género

Al ser un problema nacional, las acciones que se desarrollan en Andalucía para resolverlo se enmarcan en la que lleva a cabo el Consejo de Colegios de Ingeniería en Informática. Santo alude en concreto a la iniciativa Mujeres en Ingeniería en Informática. 

Para paliar la anomalía descrita por el Colegio un estudio sobre la situación de las mujeres en la ingeniería universitaria editado por el Ministerio de la Presidencia apuesta por mirar sus grados con perspectiva femenina. Lo hace, aclara, para beneficiar a la sociedad: a juicio de los autores (siete mujeres y tres hombres) el título permitirá a las jóvenes diseñar un mundo mejor. 

El estudio propone una mirada de género a nivel universitario en las ingenierías y asegura que, respecto a los hombres, las mujeres, por lo general, están mejor preparadas cuando llegan a la educación superior para aprobar las asignaturas científicas. Puntualiza, sin embargo, que el nivel (las notas) de unas y otros no es elevado.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

Un gran clásico del ballet para abrir el año en el Teatro de la Maestranza de Sevilla

Lun Ene 10 , 2022
El Aalto Ballet Essen pone en escena con la Real Orquesta Sinfónica en el foso, ‘El Lago de los cisnes’ Regresa por la puerta grande el ballet al Teatro de la Maestranza para abrir el año 2022, una etapa que parece ser muy diferente a las anteriores, pero que sigue […]