Decenas de familias pasan la noche en la calle por los terremotos de Granada

El día amanece con colegios cerrados y daños más visibles en viviendas y elementos urbanos de la provincia

Desde hace cuatro décadas no se ha dado un episodio sísmico similar en la provincia de Granada. La noche y madrugada han sido largas, en algunos casos «desesperantes y angustiosos». En un periodo de cuatro horas, entre las diez y media de la noche y las dos y media de la madrugada se han registrado más de 30 seísmos, de los que tres han provocado la alarma en Granada capital y municipios de su área metropolitana y su Vega. 

Terremotos que se han dejado sentir localidades a más de 50 kilómetros de la capital, como Guadix o Loja, y en Málaga y en la provincia de Jaén, Córdoba, Almería y Sevilla, según notificaciones recibidas en el 112. En cuanto a daños materiales se han notificado grietas y desprendimientos de elementos ornamentales en algunas viviendas de Granada, Atarfe y Santa Fe.

El epicentro de mayor virulencia se ha ubicado de nuevo en Santa Fe, donde el terremoto de mayor intensidad se registró a las 22:54 horas con una magnitud de 4.5 en la escala Richter, lo que provocó que familias enteras abandonaran sus viviendas ante el temor de derrumbamientos. 

Los ciudadanos de los principales municipios afectados se han «saltado» el toque de queda decretado de las diez de la noche. Miles de personas estaban incluso de madrugada en las calles de Granada, o pueblos como el de Santa Fe, Chauchina, Cúllar Vega, La Zubia, Atarfe, entre otros. 

En Santa Fe, donde el nivel de angustia ha alcanzado un alto índice, han sido decenas de familias las que han pasado la noche a la intemperie en el antiguo campo de fútbol, una de las instalaciones que los regidores del ayuntamiento decidieron abrir, u otras que directamente cogieron sus vehículos para marcharse a sus cortijos de los alrededores, o dormir en sus coches o furgonetas.

Clausurados los centros escolares 

Manuel Gil, alcalde de Santa Fe, ha indicado que «durante la madrugada se acordó el cierre de todos los colegios y centros educativos del municipio para que a lo largo del día los técnicos municipales evalúen los daños ocasionados», del mismo modo que confirma que «no ha habido grandes daños, aunque sí se ha dañado aún más el Arco de Loja, y ahora también el de Sevilla». 

El alcalde de Granada, Luis Salvador, también hace una llamada a la «calma y la tranquilidad» y ha recordado que «los expertos en sismología señalan que este tipo de series sísmicas (llamadas enjambres sísmicos) están dentro de una normalidad, aunque es lógico la alarma que genera entre la población». 

La Junta de Andalucía también anunció a última hora de ayer martes que había activado la «fase de pre-emergencia del Plan de Emergencia ante el Riesgo Sísmico en Granada». Así lo anunció el delegado del Gobierno de la Junta en Granada, Pablo García, quien indica que «en este nivel los fenómenos sísmicos se producen sin ocasionar víctimas ni daños materiales relevantes, por lo que, desde un punto de vista operativo, está caracterizada fundamentalmente por el seguimiento instrumental y el estudio de dichos fenómenos y por el consiguiente proceso de información a los órganos y autoridades competentes en materia de protección Civil y a la población general». 

Llamadas sin parar al 112 

El servicio 112 recibió en los primeros momentos más de 300 llamadas infomando de varias sacudidas desde distintas localidades de Granada, Málaga y Jaén: Chgurriana, Cúllar Vega, Gójar, La Zubia, Villanueva Mesía, Bailén, Santa Fe, Cijuela, Granada Capital, Fuente Vaqueros, Cenes de la Vega, Atarfe, Alcalá la Real, Padul, Málaga, Jaén, Alhendín, Peligros, Pulianas, Salobreña, Monachil, Iznalloz y Úbeda. 

Desde el mes de diciembre del pasado año se están registrando una serie de terremotos superficiales al noroeste de la ciudad de Granada en el entorno de las localidades de Atarfe, Pinos Puente y Santa Fe. Se trata de terremotos superficiales, con una profundidad menor de 10 kilómetros, y con magnitudes, en su mayoría, inferiores a 2,5 en la escala de Richter – conviene recordar que suelen ser sentidos por la población cuan- do la magnitud es mayor a 3. 

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

Muere una niña de 13 años intoxicada por la mala combustión de una estufa en Pilas

Mié Ene 27 , 2021
El padre la encontró tirada en el suelo al ver que llevaba mucho tiempo en el baño y no respondía Una niña de 13 años murió la noche de este martes en Pilas intoxicada por la mala combustión de una estufa de butano, que utilizó para calentarse mientras se duchaba. […]