Detenido el «Melillero», que roció a dos jóvenes con ácido, tras una nueva persecución en moto en Mijas

El sospechoso salió de su escondite en una Yamaha XT, pero tuvo un accidente y trató de seguir su fuga a pie por el monte

El «Melillero» ha sido detenido pasadas las 23.00 horas de la noche de este viernes en Mijas, donde había desplegado un importante operativo de la Guardia Civil y la Policía Local. Fue visto en una moto a primera hora de la noche. El sospechoso de rociar a su exnovia y a una amiga con ácido sulfúrico puro al 98 por ciento llevaba a la fuga desde el pasado martes, cuando cometió la brutal agresión.

Después de tres días de intensa búsqueda y escasos avances tras su fuga en la noche del miércoles, la Guardia Civil lo vio conduciendo una moto Yahama XT, en la carretera entre dicha localidad costera y Coín. La Benemérita, en colaboración con policías locales de la zona, dispusieron férreos controles en todos los cruces y  cortaron el acceso al diseminado rural de Entrerríos, donde quedó acorralado.

Allí, dentro de un importante cordón policial que lo acosaba, se desplegó el Grupo Antiterrorista Rural (GAR) de la Guardia Civil. Cercado y sin salida, el Grupo 2 de Investigación del puesto principal de la Benemérita en Mijas efectuó la detención, según las fuentes consultadas por ABC. El sospechoso había salido de su escondite a toda velocidad, pero tuvo un accidente con la moto de «cross» que manejaba, cuando volvía a huir de las autoridades. Tras eso, comenzó una persecución a pie por el monte con apoyo de un helicóptero con cámaras de visión nocturna.

Momento de la detención en Mijas
Momento de la detención en Mijas – ABC

Arrestarlo era el único objetivo desde el pasado martes y, finalmente, se consiguió. Después de tres días de intensa búsqueda. Fue el colofón a una nueva jornada de averiguaciones incesantes en la que se ha involucrado a todas las Fuerzas de Seguridad del Estado o de la Policía Local. Ningún agente salió a la calle de servicio sin la cara del «Melillero» presente en el coche patrulla. 

La Guardia Civil no paró de dar vueltas a las pistas, al coche que abandonó en Mijas y a todos los datos sobre el caso, que también han aportado las personas que conocían al sospechoso en la zona. Todo para cuadrar y triangular un posible paradero. «Nada nuevo», «nada de nada» o «no se ha escuchado nada» eran las respuestas de varias fuentes sobre las averiguaciones del «Melillero». «Se ha metido en un boquete», sentenciaba un experimentado agente. Hasta que tuvo que salir de él.

Este sábado hace ya cuatro días desde que el «Melillero» rociara con ácido a Sandra, su exnovia, y Cristina, una amiga de ésta. Sobre las 14.00 horas del martes, en un paso de peatones de Cártama (Málaga). El sospechoso supuestamente se acercó al «Mini» blanco de su expareja y les descargó un litro de ácido sulfúrico al 98 por ciento. Las chicas se abrasaban, salieron del coche, se desnudaron y pidieron ayuda. El líquido las quemó vivas cuando la exnovia trataba de salir de esta relación huyendo del «Melillero», que la buscó y siguió hasta Cártama para marcarla de por vida con el líquido corrosivo

Las víctimas «irreconocibles»

Sandra terminó con el 45 por ciento de su cuerpo quemado, cara, brazos, piernas, pecho, abdomen… «Quedará irreconocible», según fuentes consultadas. Fue llevada a la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde sigue muy grave, pero estable. «Así puede estar semanas», aseguran fuentes sanitarias a ABC. «Se teme por su vida», dijo el viernes la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, antes de la detención.

Cristina está menos afectada. Fuentes cercanas a la familia explican que va mejorando y que preguntó por su amiga. La chica se encuentra también estable, dentro de la gravedad, en la Unidad de Quemados del Hospital Regional de Málaga, donde ingresó malherida por las quemaduras que sufre en el 20 por ciento de su cuerpo, sobre todo rostro y una de sus piernas. 

El agresor huyó inmediatamente del lugar de los hechos. Se le perdió la pista. La Guardia Civil capitaneó un dispositivo de busca y captura sobre el sospechoso con la colaboración de la Policía Nacional y todas las locales. Se le detectó la noche del miércoles en un radar en Casabermeja cuando, según fuentes consultadas, podría estar regresando a la Costa del Sol después de un primer intento de fuga al extranjero por Almería. 

En su vuelta, se escabulló tras una fuga a más de 200 kilómetros por hora por la A-7 hasta Mijas, logrando dar esquinazo a los agentes, a uno de los cuales casi atropelló. Abandonó el Golf R 300, con el que huyó tras la agresión, en el cementerio musulmán de Mijas. Después se ocultó, hasta la noche de este viernes, cuando apareció para emprender otra huida que no ha tenido éxito, acabando detenido por la Guardia Civil para que responda por sus supuestos crueles actos.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

Vacunar a la mitad de los andaluces puede demorarse hasta octubre

Dom Ene 17 , 2021
La limitación de enfermeras y dosis disponibles retrasará el objetivo de la Junta de tener inmunizada a toda la población en otoño Salud calcula una cobertura del 15% en mayo Si la primera vacuna ha sido autorizada apenas un año después de secuenciarse el nuevo coronavirus de China, no pasará menos de […]