Así son las nuevas consultas en primaria: los enfermeros pueden atender casos de ansiedad y dispensar la píldora del día después

Desde este mes, el SAS está implantando en todos los centros de salud consultas atendidas por enfermeros para los pacientes que acuden sin cita

Protesta de sanitarios a las puertas de un consultorio en Benalmádena.SINDICATO MÉDICO

Desde este mes de octubre, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está implantando en todos los centros de salud andaluces una nueva consulta ‘de acogida’ atendida por enfermeros para todos los pacientes que, a diario, acuden sin cita.

Con el nuevo modelo de consultas, la Junta de Andalucía pretende organizar mejor la atención a los pacientes, después de que la pandemia del coronavirus haya congestionado aún más la sanidad pública. En las últimas semanas, ha sido frecuente ver enormes colas a las puertas de los centros de salud andaluces y los usuarios se han quejado por no lograr cita con su médico de cabecera de forma rápida. Los profesionales sanitarios también se han movilizado exigiendo más medios. 

Pese a las críticas, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha defendido este modelo que, además, ha servido de base para las medidas que está diseñando el Ministerio de Sanidad con las comunidades autónomas para abordar la Estrategia de Atención Primaria en todo el país.

El consejero de Salud, ante unos integrantes de la plataforma Marea Blanca, en Vejer de la Frontera
El consejero de Salud, ante unos integrantes de la plataforma Marea Blanca, en Vejer de la Frontera

Las nuevas consultas de acogida se implantaron de manera experimental en 11 de los 34 distritos sanitarios de Andalucía. Actualmente, ya están funcionando, según la Junta, en unos 400 centros, el 90% de la red de atención primaria.

Los datos recopilados en los primeros distritos que adoptaron estas nuevas consultas revelan que el 55% de los casos se atendieron de forma satisfactoria por los enfermeros. Es decir, que los pacientes que acudieron a los centros de salud sin cita se marcharon con el problema resuelto, sin necesidad de que los viera un médico. Además, de todos los enfermos que acudieron, menos del 4% fueron derivados de manera inmediata a urgencias porque padecían alguna patología que requería ser atendida ese mismo día.

Los enfermeros pueden resolver hasta 18 procesos asistenciales previamente acordados con las sociedades científicas y los colegios profesionales. Las patologías que pueden atender van desde cuadros de ansiedad, vómitos o diarrea hasta la dispensación de la píldora del día después, un método de emergencia para prevenir el embarazo, que se usa cuando una mujer tuvo relaciones sexuales sin protección o cuando falló el método anticonceptivo que utilizó.

A continuación se detallan los 18 protocolos que regulan la forma de atender, por parte de los enfermeros, las distintas patologías o dolencias en las nuevas consultas de ‘acogida’.

PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS

Los enfermeros atienden a la paciente que así lo requiere cuando ha tenido relaciones sexuales sin protección y hay riesgo de embarazo; si hubo errores en la anticoncepción, como un uso incorrecto o falta del cumplimiento del tratamiento hormonal; retraso en la toma de anticonceptivos orales; retraso en la aplicación de anticonceptivos inyectables; rotura del condón durante el coito; o por la expulsión del DIU, precisa el protocolo sobre anticoncepción.

Entre los criterios para excluir a las pacientes que acudan a estas nuevas consultas y pidan la píldora del día después están que sea menor de 16 años; que haya sufrido una agresión sexual; cuando hay patologías hepáticas, enfermedad inflamatoria intestinal (Crohn) y antecedentes embarazo ectópico. Otros criterios de exclusión es que la mujer esté ya embarazada o que hayan pasado más de cinco días de la relación sexual sin protección o de riesgo. Si el enfermero o la paciente así lo consideran también pueden ser excluidos de esta consulta.

El protocolo recoge que, además de dispensar la píldora del día después a la paciente, el enfermero debe explicarle las opciones de anticoncepción de emergencia disponibles, describirle los efectos secundarios más comunes y que se trata de un método anticonceptivo de urgencia, que no debe sustituir a un método de uso regular.

ANSIEDAD

El protocolo que regula las nuevas consultas define la ansiedad como «un estado emotivo, de anticipación de un daño o desgracia futura, acompañado de sentimientos somáticos de tensión y disforia». Se trata de una respuesta habitual a situaciones estresantes.

«Los trastornos mentales tienen un importante peso social y económico debido a su frecuencia y persistencia. Dentro de los problemas mentales, la ansiedad se asocia con altos niveles de incapacidad y un impacto en el bienestar personal, relaciones sociales y laborales», describe el protocolo.

Entre los criterios para que el enfermero atienda al paciente que va al centro de salud con ansiedad está que tenga sensación de ahogo o falta de aliento asociado a dos o más de los siguientes síntomas: «sudoración, escalofríos o sofocos, náuseas o molestias abdominales, sensación de atragantarse, sequedad de boca, temblor o sacudidas, parestesias y/o hormigueos, cefalea, inestabilidad o mareo, elevación de la frecuencia cardiaca, tensión muscular, problemas para conciliar el sueño, dificultad para la concentración y sensación de pérdida de memoria, miedo a perder el control y/o a morir».

Tras una primera valoración del enfermero, el enfermo se derivará a la consulta médica cuando sea menor de 14 años, sea una embarazadas, haya un diagnóstico de Salud Mental previo (trastorno mental grave), tenga ideas suicidas, sean pacientes consumidores de drogas, fármacos o alcohol, o tengan vómitos.

También pasará a la consulta médica en caso de dolor torácico, palpitaciones, lipotimia y síncope, los que padezcan procesos crónicos cardiacos, angina de pecho o procesos crónicos respiratorios, entre otros.

REACCIONES ALÉRGICAS

Es otra dolencia que pueden atender los enfermeros en las nuevas consultas. Podrán dar respuesta a casos de erupción cutánea en forma de ronchas; «serpiginosos, que blanquean a la presión y localizados»; prurito leve de los habones, mucosa ocular o nasal; alergia solar leve; rinoconjuntivitis, entre otros.

No deben atender a todos los pacientes que muestren reacciones alérgicas. Pueden rechazar a los menores de 14 años, a las embarazadas, cuando el enfermo tenga habones generalizados que ocupen gran cantidad de superficie corporal y cuando haya problemas de circulación, con palidez y frialdad de la piel (shock), entre otros.

OTRAS PATOLOGÍAS

Los protocolos sobre las nuevas consultas atendidas por los enfermeros en atención primaria también recogen que se atiendan a los pacientes que sufran elevación aguda de la presión arterial, afta oral, dolor articular, diarrea, dolor cervical y dorsal, dolor lumbar, herpes labial, hipoglucemia leve, molestias urinarias, odontalgia, orzuelo, picaduras, quemaduras, trauma leve y vómitos.

Quienes padezcan estos síntomas también pueden pedir cita con su médico de cabecera, como siempre, pero, según el distrito sanitario o el centro de salud al que pertenezca, logrará o no una cita inmediata o varios días después.

El objetivo del SAS es que en 72 horas se pueda obtener una cita con el médico de cabecera. Actualmente, la demora varía en función del distrito sanitario y del centro de salud y puede ser de hasta dos semanas. Los distritos sanitarios más saturados y con más presión en atención primaria son los de Málaga-Guadalhorce, Costa del Sol, Sevilla y Metropolitano de Granada.

Fuente: El Mundo

Redacción

Entrada siguiente

Muere 24 horas después de su marido Manuela Ana Lozano, fundadora del 'Restaurante El Cairo'

Mié Oct 27 , 2021
Casada con Juan Luis Salas Martínez, falleció este martes en Sevilla tras una larga enfermedad Este martes ha fallecido en Sevilla tras una larga enfermedad Manuela Ana Lozano Capilla, quien fundó con su marido, Juan Luis Salas Martínez (fallecido este domingo) el Restaurante El Cairo en el año 1977. El matrimonio […]