Pablo Díaz se lleva el bote de ‘Pasapalabra’: a la decimotercera fue la vencida

El violinista tinerfeño logra 1.828.000 euros en su programa 260 consecutivo en ‘Pasapalabra’

Un tirón de doce respuestas seguidas le dio el gran premio tras más de un año de permanencia en ‘Pasapalabra’

Pablo Diaz llora en brazos de Roberto Leal tras ganar el bote de Pasapalabra – Antena 3

Estaba más cantado que el «mil euros» de los niños de San Ildefonso un 22 de diciembre –  puesto que Antena 3 llevaba días mandando inequívocas señales–, pero no por ello resultó menos emocionante. A la decimotercera fue la vencida en ‘Pasapalabra’. En esta su tercera etapa en el programa, el violinista tinerfeño Pablo Díaz se había quedado a una respuesta correcta de completar ‘El Rosco’ en doce ocasiones. La más sonada de ellas,  aquella en la que Hannón, un militar cartaginés, se cruzó en su camino. Esa vez, Antena 3 desplegó una promoción que hizo pensar a la mayor parte de la millonaria audiencia del programa que el bote sería para el tinerfeño. Pero finalmente no fue así. Hubo quien dejó de ver el concurso al sentirse engañado. Esta vez no fue sí. Esta vez ocurrió lo esperado: Pablo Díazse llevó el gran premio.  Ocurrió tras despejar la «equis» de ‘El Rosco’ de ‘Pasapalabra’. «Dux», contestó, roto de la emoción, el joven de 24 años. En ese mismo momento, con esa palabra, ganó 1.828.000 euros, los correspondientes al bote acumulado desde que Antena 3empezó a emitir el programa en esta nueva era.

El violinista ya había comenzando el programa de  ‘Pasapalabra’ con un buena suma asegurada: exactamente, partía con 215.400 euros en su zurrón. Esta cantidad –que al ganar el bote no se le entrega– es la que había acumulado en los 259 programas seguidos de esta su tercera etapa (si sumamos las otras dos estancias, alcanzamos las 309 comparecencias). Una tercera etapa que se ha extendido durante más de un año, pues se estreno en el programa fue el 26 de junio del 2020.

El concursante más chapón de ‘Pasapalabra’,  aquel que ostenta el récord de permanencia y unos cuantos más, tuvo enfrente en este día tan especial al que ha sido su rival durante 76 tardes: el funcionario salmantino Javier Dávila, quien superó con tranquilidad su odiada ‘silla azul’ en el arranque del programa.

El Rosco

En el primer tramo del programa, Pablo mostró sus debilidades –en la pista musical, aunque la ganó, pero que es sin duda su punto flaco– y todas sus fortalezas –en el resto de pruebas–. El tinerfeño, que vestía una camiseta con motivos orientales, y sus compañeros acumularon 91 segundos en los retos iniciales. El equipo de su rival se quedó en 53.

Por tanto, Pablo Díaz llegó a ‘El Rosco’ con 176 segundos de colchón, por los 138 de Javier Dávila. El violinista acertó las dos primeras letras y se frenó en la ‘ce’. En la siguiente tanda sumó otro par de aciertos. En su tercer turno optó por el ‘pasapalabra’. También en el cuarto. En el quinto hiló tres aciertos, alcanzando así un total de siete. Le restaban aún 124 segundos. Sumó cuatro aciertos en la sexta tanda. En la séptima añadió dos más, llegando así a los trece. 

Esos eran –13, número esta noche muy presente– los aciertos que tenía Pablo cuando Javier alcanzó los 21, sin fallo alguno, a falta de 26 segundos. El violinista no se puso nervioso pese a que el funcionario estaba a cuatro del bote y optó por dos nuevos ‘pasapalabra’. Y llegó entonces el momento clave.  De un prodigioso tirón respondió todas las que le quedaban: doce. La apoteosis llegó en la ‘equis’. El tinerfeño, que ya había escuchado la pregunta en la primera vuelta («en las repúblicas de Venecia y Génova, príncipe o magistrado supremo»), apenas dejó terminar la frase al presentador. «Dux», respondió, y durante unos segundos aguardó el «sí» de Roberto Leal. Cuando lo escuchó, Pablo depositó las gafas en el atril y empezó a saltar y a llorar.

Pablo saludó a su rival al estilo pandemia. Y se quedó en el escenario como perdido, hasta que el presentador fue hacia él y se fundieron, entre lágrimas, en un abrazo.

Después, dio las gracias aún superado por la emoción. Javier, muy tranquilo, asumió su marcha del programa: «Sabía que esto podía pasar. Me voy muy muy contento». 

El violinista se acordó de su abuela Conchita, que entró por teléfono. Su nieto le dio el notición. «¡Qué dices, Pablo!», lloró al otro lado de la línea. «Escapa de Madrid unos días», recomendó, en modo abuela, Conchita. Después entraron, por videollamada, sus padres, ambos pianistas.

Pocas veces un premio televisivo habrá sido más justo y trabajado. Porque anoche ganó aquel niño de tres años que se aficionó a ver ‘Pasapalabra’ a la vera de su abuela Conchita. Ganó aquel chaval de 19 años que fue en su día –y aún lo es– el concursante más joven de la historia del programa. Ganó aquel avezado aspirante que vio cómo un concursante que se estrenaba en el ‘Pasapalabra’ (Julio Escartín) se llevaba el bote delante de sus narices a la primera. Ganó el que se dijo que regresaría aún más preparado, el que estudiaba el diccionario y los ‘roscos’ durante horas y horas con la esperanza de volver, ver y vencer. Ganó el que volvió y rivalizó con Luis de Lama durante 84 programas en el que es el duelo más repetido de la historia de este formato. Ganó el que llevaba un año seguido intentándolo. Ganó en su programa consecutivo 260. Ganó incluso a la superstición, pues lo logró a la decimotercera. Ganó, ya era hora, Pablo Díaz, el ‘dux’ de ‘Pasapalabra’.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

El tiempo en Sevilla: la Aemet activa este lunes el aviso amarillo por calor con una máxima cercana a los 40 grados

Lun Jul 5 , 2021
El episodio de altas temperaturas de este fin de semana se prolonga hasta la jornada de mañana El calor pondrá este lunes en aviso de nivel amarillo (riesgo) a una quincena de provincias, en un día de ascenso de las temperaturas en la mayor parte del país, según la predicción de la Agencia […]