Los hosteleros consideran una «falta de respeto» la prisa para volver a restringir

El sector lamenta el cambio de normas de un día para otro y pide más diálogo en un momento crítico, pues afecta a reservas de bodas, comuniones y cenas

El presidente de la Asociación de Hostelería, Antonio Luque

Los hosteleros sevillanos han lamentadola manera en la que la Junta de Andalucía ha impuesto las nuevas restricciones por el aumento de contagios en toda la provincia. El adelanto del cierre de las 22:30 a las 20:00 y la reducción de aforos se produce en un fin de semana crítico, pues estaban contratadas bodas, comuniones y las cenas del pescaíto que muchas familias sevillanas van a celebrar en bares y restaurantes de la ciudad desde este mismo viernes. El presidente de la patronal, Antonio Luque, ha considerado «una falta de respeto» la manera en la que se ha tomado la decisión que se pretendía aplicar justo al día siguiente al anuncio

«Lo más indignante -según ha explicado en una rueda de prensa- son las formas, porque no se puede improvisar con lo que nos estamos jugando cuando todavía no han llegado las ayudas directas al bolsillo de los hosteleros». Luque ha recalcado que «querían que las restricciones se empezaran a aplicar desde hoy viernes y tras hablar con los responsables autonómicos se ha logrado que se salve el sábado, aunque hubiéramos preferido posponerlo hasta el lunes para tener algo más de margen». 

«No hubiera costado ningún trabajo avisar a la hostelería y dialogar antes de tomar medidas», ha asegurado el empresario, tras recordar que los negocios «se están portando lo mejor que pueden, van de la mano de la Junta en todo y a pesar de eso, se les sigue culpabilizando del aumento de los contagios cuando ni siquiera está demostrado que sean el origen«, ha reprochado. También ha recordado que «hay muchas ciudades europeas que llevan cinco meses con los bares y restaurantes cerrados y no logran bajar la tasa de contagios». 

«Quiero que entiendan que nos estamos arruinando, que sólo hemos tenido un respiro durante la Semana Santa, pero llevamos todo un año soportando unos gastos mensuales brutales», admite. Este cambio coincide, como ha comentado, con bodas y comuniones ya contratadas y «ahora cómo le dices a unos novios o a unos padres que tienen que dejar fuera a la mitad de sus invitados de un día para otro», se ha cuestionado. «Nos parece injusto y una falta de respeto al sector que siempre se culpabilice, pero nunca se le tenga en cuenta para otras cuestiones como la vacunación», ha reclamado el presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla, defendiendo que «se ha puesto por delante a muchos colectivos que trabajan con mascarilla y no tienen tanto contacto directo con personas, mientras que los camareros, que atienden a clientes que no usan la mascarilla porque están consumiendo no se les ha incluido en ningún calendario».

A pesar del notable enfado, la patronal ha avanzado que de momento no tiene previsto realizar ninguna acción de protesta y confía en recuperar los horarios extendidos en cuanto mejore la situación sanitaria. Igualmente ha recordado que «con las temperaturas que se nos vienen en la ciudad la gente se va a quedar en la calle y volverán a proliferar botellones, fiestas privadas y concentraciones sin control».

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

El «postureo» amenaza con destrozar la belleza de una plantación privada de amapolas en Alcalá de Guadaíra

Dom Abr 18 , 2021
Los propietarios de esta plantación de amapolas están desbordados ante las visitas de personas para hacerse fotos  En las últimas semanas cientos de sevillanos residentes en localidades como Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas, Utrera o Sevilla han acudido a visitar un bellísimo campo repleto de amapolas que se sitúa en […]