Andalucía mantendrá las actuales medidas para afrontar la cuarta ola Covid

El comité de expertos decide este miércoles de nuevo sobre la movilidad, los horarios, aforos y el toque de queda

Juanma Moreno, durante la inauguración de la ampliación de las Urgencias del Hospital Universitario Virgen Macarena

La evidencia de que nos encontramos ya en la cuarta ola de la pandemia en Andalucía la aporta la estadística: en apenas cinco días la tasa de incidencia a 14 días ha crecido en 15 puntos para superar el límite que coloca a la comunidad entre las regiones en nivel 2 de alerta Covid alta, al tiempo que aumenta otra vez la presión asistencial en los hospitales. Con estos datos, el comité de expertos que asesora a la Junta de Andalucía sobre la evolución de la pandemia se reunirá este miércoles para analizar las medidas que serán necesarias para hacer frente al nuevo escenario. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, considera a priori que no habrá cambios sustanciales en las restricciones que ahora están vigentes y que se aprobaron hace tres semanas.

En una comparecencia durante la inauguración de la ampliación de las Urgencias del Hospital Universitario Virgen Macarena, Moreno recordó este lunes que Andalucía ha sido «la comunidad autónoma más restrictiva de España» y «la única que ha cerrado» la movilidad entre sus provincias antes y durante la Semana Santa. Por eso no está en sus cálculos y a tenor de los datos «ser más restrictivos con la hostelería, la restauración; en definitiva, con la libertad de actividad económica y la movilidad de ciudadanos», señaló el presidente, que aprovechó para insistir en pedir «mucha prudencia».

Las mismas medidas 

Haría falta una propuesta unánime de los expertos para cambiar este planteamiento del presidente que mantiene su confianza en el modelo híbrido de adoptar medidas de seguridad sanitaria sin asfixiar a la economía. Así, es previsible que mañana se mantenga la prohibición de la movilidad entre provincias y los horarios de comercio y hostelería hasta las 22:30 horas –salvo en aquellas localidades que los comités territoriales hayan indicado lo contrario– así como continuar con el inicio del toque de queda a partir de las 23 horas. Queda por ver si hay cambios en las restricciones en cuanto a número de comensales y reuniones, sin olvidar la propuesta del Gobierno, que sigue encima de la mesa del Consejo Interterritorial, de cerrar el interior de la hostelería en toda España.

«Creo que se puede controlar esta ola, y vamos a ver si las decisiones de hace tres semanas dan sus frutos», insistió Moreno para reiterar que «no está sobre la mesa ahora mismo tomar medidas más restrictivas» en Andalucía. 

Las consecuencias epidemiológicas de la mayor actividad social generada durante los días festivos de Semana Santa, se conocerá en el plazo de 10 a 14 días. Los datos sobre contagios en esa fecha determinarán si es necesario ampliar entonces las medidas.

La presión económica 

La contundencia con la que Moreno se mostró confiado en las actuales medidas contrastó con las declaraciones que previamente había realizado el vicepresidente Juan Marín, en las que respondía a la petición del sector de la hostelería de ampliar los horarios de apertura con la llegada del buen tiempo. Marín advirtió de que si empeora la evolución de la pandemia «y hay que volver a horarios que ya tuvimos, lo haríamos».

Ayer también el sector turístico en general echaba cuentas sobre su segundo inicio fallido de la temporada anual. Es curiosa la coincidencia: la mayoría de los sectores afectados refieren pérdidas en torno al 60 por ciento en relación a las temporadas anteriores a la pandemia. 

Juan Marín, admitió que el sector turístico ha pasado una «mala» Semana Santa aunque «algunos sectores se han salvado». Así, las zonas rurales y de interior tuvieron en torno a un 60-70 por ciento de ocupación, debido a la búsqueda de alternativas de ocio al aire libre por visitantes de la misma provincia, frente al 20 por ciento registrado en las grandes ciudades, afectadas por el cierre de la movilidad entre provincias. La costa ha sido la principal afectada con ocupaciones por debajo del 25 por ciento

Aunque el vicepresidente y consejero de Turismo considera que la hostelería y la restauración, han tenido durante la Semana Santa unos datos «bastante buenos», el presidente de la Federación de Hostelería de Andalucía, Javier Frutos, calificaba de «dramática» la situación del sector que considera «sacrificado» por la gestión pública de la pandemia: «Se está demostrando que no se sabe atajar el virus y somos la justificación de que se está haciendo algo». Para ello citó lo que ocurre en países como Francia, Italia o Alemania donde a pesar de que han cerrados durante meses sus negocios de hostelería «las olas y los contagios están subiendo».

Los hosteleros quieren ampliar el horario de apertura de nochey que se reúna la mesa técnica que habían planteado con la Administración para determinar medidas conjuntas «y ser parte de la solución», indicó Frutos.

Menos sanciones que en Valencia

Otro de los balances del Lunes de Pascua fue el del cumplimiento de las medidas. Y los andaluces salen bien parados. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tramitaron en la comunidad un total de 1.736 sanciones por infracciones de las normas Covid entre el 1 al 4 de abril de un total de 8.590 multas impuestas en toda España. Lejos de las 3.123 que recibieron los valencianos.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

Los datos auguran una cuarta ola de Covid más atenuada en Andalucía que la de febrero

Mié Abr 7 , 2021
La incidencia a 7 días marca una mejoría a un ritmo fijo de unos mil contagios diarios La proyección de la cuarta ola del coronavirus muestra síntomas que indican que será más liviana en Andalucía que la padecida entre enero, febrero y marzo, cuando se superaron todos los registros máximos de […]