El GPS llega a los quirófanos del Hospital de Osuna

El servicio de Traumatología realiza con éxito la primera cirugía por navegacion en el centro comarcal para resolver una lesión de extrema complejidad en un hombro

El Hospital La Merced de Osuna ha logrado situarse a la vanguardia en técnicas quirúrgicas en plena pandemia de coronavirus. El centro ha aplicado por primera vez la tecnología pionera de navegación GPS para la resolución de un caso de extrema complejidad de hombro con resultados óptimos.

La navegación quirúrgica intraoperatoria es una técnica novedosa de uso reciente en los quirófanos que se realiza a través de un equipo que consta de pantalla, sistema de cámaras infrarrojas y de un hardware y software diseñados para la identificación y correlación de las imágenes de las estructuras del paciente. En el caso del hombro, la primera cirugía asistida por navegación para la colocación de una prótesis se realizó en Andalucía a finales del año pasado en el Hospital Virgen del Rocío. Apenas seis meses después y en plena crisis sanitaria, el hospital comarcal de Osuna, a través de un equipo multidisciplinar formado por los servicios de Traumatología, Radiología, Anestesia y Enfermería, y dirigidos por el cirujano Alejandro Nogales, logró el pasado mes de julio saltar al primer plano en el ámbito europeo e internacional en cirugía de hombro.

Detalle de las imágenes proyectadas en el GPS.
Detalle de las imágenes proyectadas en el GPS. /M. G.

«Me encontré con una paciente con una necrosis avascular de la cabeza del húmero y una pérdida del stock óseo en el hombro muy importante y que además sufría mucho dolor tras una intervención anterior que no obtuvo los resultados esperados. Tras estudiarlo mucho, la única solución que se me ocurrió fue la colocación de una prótesis de hombro total. Y para ello, me pareció interesante el uso de la navegación por GPS ya que eso me permitiría mejorar el posicionamiento del componente glenoideo mediante una mejor planificación preoperatoria particularizada para cada caso en concreto y una mayor precisión intraoperatoria», explica el doctor Nogales.

María Concepción Fernández, de 59 años, sufrió una caída por la que se produjo unafractura catastrófica de húmero proximal por la que fue intervenida en su día y se le colocó una placa. No obstante, avisa el doctor, al tratarse de fracturas desplazadas, uno de los principales riesgos a pesar de la intervención es la necrosis de la cabeza humeral, es decir, su muerte y reabsorcion. «Esta necrosis es especialmente grave cuando se tiene puesta una placa por el hecho de que al morirse la cabeza del húmero éste se retrae y empiezan a protruir los tornillos y a clavarse en la articulación del hombro, provocando una gran erosión y perdida del stock óseo que estaba generando en la paciente un dolor inmeso», destaca.

La utilización de esta cirugía navegada, que generalmente se usa cuando existe una deformidad importante de la articulación del hombro, optimiza los resultados del implante ya que se dispone de una prótesis preparada de forma muy exacta gracias a la planificación en 3D. Todas estas ventajas derivan del hecho de poder visualizar la colocación de la prótesis de forma virtual en el ordenador de forma previa a la cirugía, lo que permite determinar el mejor tamaño para el implante, la orientación de este y el tipo de anclaje que requiere el hueso. No obstante, en el caso de María Concepción Fernández, este sistema requería «una vuelta más de tuerca», según manifiesta el cirujano Alejandro Nogales, porque la situación en la que se encontraba la articulación de la paciente hacía necesaria una reconstrucción.

Pulse para ampliar. Infografía que describe la intervención. Fuente: ExactechGPS y Hospital de Osuna.
Pulse para ampliar. Infografía que describe la intervención. Fuente: ExactechGPS y Hospital de Osuna. / DPTO. DE INFOGRAFÍA

«El uso de GPS para intervenciones de hombro está todavía en los comienzos y, hasta ahora, se ha utilizado en hombros normales que necesitaban la colocación de una prótesis. El caso de nuestra paciente tenía una complicación añadida y es que, no sólo estábamos usando la navegación para la colocación de una prótesis, sino que necesitábamos hacer la reconstrucción de una escápula con un defecto óseo importante por lo que, dentro del quirófano, además de trabajar con el tac de la escápula que yo había hecho previamente, la máquina tuvo que trabajar con un injerto añadido para la reconstrucción, que no está contemplado y la maquina no sabía. Creo que hay pocas o ninguna publicación del uso de este sistema navegado GPS en este contexto», subraya el doctor.

Y todo ello con resultados óptimos. Dos meses después de la intervención, la paciente reconoce encontrarse «muy bien» y «prácticamente sin dolor». «La verdad es que estoy muy contenta y agradecida porque no tiene nada que ver cómo llegué el quirófano y como me encuentro ahora mismo», manifiesta María Concepción Fernández. 

Por su parte, para el doctor Nogales es todo un «orgullo» poder contar el éxito de esta compleja intervención y que así sea reconocido por la propia paciente. Además, reconoce contar con más valor si cabe por el hecho de que esta importante cirugía ha tenido lugar en un hospital comarcal donde asegura «ni tiene la casuística ni se tienen todos los recursos que puede tener un gran hospital».

Fuente: Diario de Sevilla

Redacción

Entrada siguiente

Un positivo por coronavirus en la clase de mi hijo: ¿qué hago ahora? Las dudas más frecuentes de los padres

Mar Sep 15 , 2020
Con la vuelta a clase, ya se han cerrado las primeras aulas e incluso centros como medida de prevención para frenar los contagios Desde que Navarra comenzó la vuelta a clase el pasado día 4 de septiembre y se han ido incorporando el resto de comunidades, las incidencias por contagios […]