Los hoteles de Sevilla ofrecerán servicios de salud para recuperar la confianza

Las cadenas crean sellos de calidad y se alían con clínicas privadas en una nueva estrategia antes de la apertura

Las cadenas hoteleras que operan en Sevilla ya preparan el regreso a la actividad, a pesar de las estrictas condiciones del plan nacional de desescalada y el temor a un futuro incierto que estará marcado por la pérdida del turismo extranjero. La atención a la salud será uno de los pilares en los que se basará la nueva estrategia y muchos de los alojamientos se plantean incorporar nuevos extras como la asistencia sanitaria. 

Para ello establecerán acuerdos con clínicas en las que los huéspedes podrán ser atendidos. En esas está ya el grupo Soho Hoteles, que abrió hace apenas unos meses su primer establecimiento en Sevilla y a principios del próximo año inaugurará el segundo de cuatro estrellas en el antiguo edificio de la Fnac. Fuentes de la compañía confirman a ABC que «este servicio ya se prestaba mediante convenios con centros privados que están cercanos a nuestros hoteles» y ahora se le dará un papel más relevante. Igualmente trabajan en la creación de un sello de calidad que ofrezca garantías sobre el estricto plan de limpieza e higiene, la formación del personal para trabajar ante situaciones de emergencia o el cuidado de la alimentación. 

En esas está también la cadena Vincci, que cuenta con un alojamiento a pleno rendimiento en Sevilla y ya tiene en obras el segundo de la misma categoría, que abrirá sus puertas a finales de 2021 en la plaza Molviedro.

Auditorías

La compañía ha creado el sello «Vincci Care» que se basa en garantizar el bienestar de los huéspedes con nuevas medidas de seguridad y control. Entre ellas está tomar la temperatura a clientes y empleados, realizar auditorías específicas de higiene y limpieza, aprovisionamiento de equipos de protección personal (EPI), suministro de geles en zonas comunes y baños, creación de aplicaciones de móviles para reducir el contacto y los tiempos de espera y un especial cuidado en los menús que se ofrecerán en los servicios de restauración. La firma hotelera aclara en un comunicado que también la alimentación forma parte de la salud y ofrecerán un mejor servicio

El grupo hotelero NH es todavía más directo y lanzará el sello «libre de Covid-19» que acreditará mediante la certificación de la verificadora SGS. La compañía, que tiene tres alojamientos en Sevilla (Plaza de Armas, Viapol y Collection), garantizará mediante auditorías externas que cumple escrupulosamente con los protocolos sanitarios y que sus equipos están bien formados para atender al público durante una emergencia. Todo será supervisados por especialistas en salud.

Ese requisito también se está teniendo en cuenta para los nuevos proyectos que se proponen en Sevilla. El último, que anunció por sorpresa el Ayuntamiento hace justo una semana, incluye la construcción de un centro sanitario privado vinculado a dos hoteles de tres y cuatro estrellas en el barrio de Alcosa. Este equipamiento dará igualmente servicio a una residencia de mayores que completa la inversión. El desarrollo de 35 millones de euros que promoverá el grupo belga Cayman Hospitality, centra toda su estrategia en ese servicio extra de salud que va a ser un complemento esencial, al menos, en el periodo postpandemia.

Sin protocolos

Estas son parte de las estrategias que ya han empezado a dar a conocer las cadenas hoteleras a la espera de recibir los protocolos delMinisterio de Sanidad. Esa será la hoja de ruta para el sector que espera recibir pronto las nuevas exigencias antes de aventurarse a realizar inversiones elevadas. Algunos negocios, sobre todo los de gestión familiar, se han adelantado a incorporar elementos como mamparas de metacrilato en la recepción y en los espacios de restaurante. Así lo hizo el hotel Bellavista que reabrió a finales de marzo para alojar a trabajadores sanitarios y de servicios esenciales. No obstante, la mayoría aguarda a conocer las nuevas obligaciones para evitar inversiones innecesarias en un momento de crisis.

Los hoteles de Sevilla dan ya por perdida la temporada de primavera y no ven posibilidades de abrir en ninguna de las fases de la desescalada, a pesar de que el Gobierno central les dará permiso para hacerlo en la próxima, cuyo inicio está previsto para el 11 de mayo. Las limitaciones de movilidad entre provincias han dado al traste con las previsiones de recuperación de la actividad. Sin eventos ni congresos, sin negocios que cerrar y, sobre todo, sin turistas, pocas posibilidades quedan para estos negocios. No obstante, algunos ya empiezan a recibir reservas para el otoño, incluso de turistas de nacionalidades británica y francesa. Estas peticiones dan cierto optimismo al sector, que mira ahora al aeropuerto de San Pablo y a la recuperación de los vuelos para lo que todavía no hay fecha. Eso será fundamental para que vuelva el turismo internacional, que es el principal sostén de la planta hotelera de la capital andaluza. 

Vía: ABC

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

Se dispara la demanda de mamparas contra el Covid-19 en Sevilla

Mié May 6 , 2020
En tiempos de coronavirus, todos quieren protegerse y mantener la distancia de seguridad. Por eso en las últimas semanas se ha disparado la demanda de mamparas de protección. Peluquerías, pequeños comercios, oficinas, restaurantes… son muchos los negocios que han decidido poner estas separaciones como barrera anti contagio. Unos para la actividad comercial […]