Salud tramita 2.500 bajas laborales diarias de autotest de antígenos en Sevilla

La cifra se ha duplicado en una semana y los médicos de familia advierten de que se está priorizando las tareas burocráticas sobre atenciones clínicas

Un test de antígenos para su venta en una farmacia. / JOSÉ ÁNGEL GARCÍA

La atención primaria se encuentra desbordada. Las pruebas más visibles son la dificultad de acceso a la asistencia médica, con demoras medias de 14 días para una cita, y las colas a las puertas de los centros de salud. Al otro lado, las largas listas de pacientes que atienden cada día los profesionales de ese primer eslabón de la cadena sanitaria. «Un médico no puede atender a 80 personas por día por muy bien que quiera hacerlo porque el tiempo es limitado», destaca el delegado del Sindicato Médico de Sevilla, David Maya, desde su consulta en el centro de salud Coca De La Piñera, en Camas.

A las citas habituales, presenciales o por teléfono, la atención no demorable, las urgencias y el alto volumen de pacientes con síntomas compatibles con coronavirus, se ha sumado en las últimas semanas una marabunta administrativa de bajas y altas laborales a causa de Ómicron, que, aunque los expertos apunten a que sus síntomas son, en general, similares a los de un resfriado, el aislamiento es obligatorio, por lo que es necesaria una gestión administrativa por parte del facultativo que está arrasando la capacidad del sistema y de sus profesionales, mientras se resta tiempo a la atención de los problemas en la salud de los ciudadanos. «Hay días en los que la mitad de las agendas están llenas de trámites burocráticos y eso es lo que más nos duele», remarca el facultativo.

Y eso que desde el 30 de diciembre los pacientes con síntomas leves pueden hacerse un autotest de antígenos comprado en la farmacia y, en caso positivo, pedir la baja a través de la aplicación de SaludAndalucía. Medidas ambas orientadas a descargar la Atención Primaria.

Desde entonces y hasta el pasado domingo 16, a través de Salud Responde se han tramitado en la provincia de Sevilla más de 55.000 bajas, 26.660 en la última semana. Del total, 44.859 se han registrado directamente por el propio afectado en la citada App tras la realización en casa de un autotest de antígenos con resultado positivo. A razón de unas 2.500 cada día. Una cifra que, prácticamente, se ha duplicado en siete días, lo que refleja que la transmisión del virus continúa en niveles muy altos. No obstante, el trámite no queda ahí y, aunque esta medida contribuye parcialmente a agilizar este proceso, requiere de una llamada o visita al médico para completarlo.

«Cuando los usuarios comunican su baja laboral en la App, automáticamente nos llega a los médicos la cita directa, normalmente por teléfono, y nosotros somos los que la tramitamos. Tenemos un margen de tiempo para llamarlos y rellenar el informe rutinario de baja, además de hacer una valoración de síntomas en el caso en el que se tengan y una evolución clínica según cada paciente», detalla el médico David Maya que destaca que, aunque la mayoría de casos se solventan con un «simple papeleo», hay pacientes, los llamados vulnerables, que requieren de un seguimiento «más estrecho».

En esta línea, los médicos se quejan de que, debido a la avalancha de casos y la consiguiente necesidad de tramitación de bajas, a los facultativos les ponen«muchísimos bises« para que atiendan a estos contagiados. En la jerga sanitaria, los bises son los pacientes que se añaden a la misma hora de otro cuando ya el médico no tiene más hueco disponible en su agenda. «Estas citas se insertan en las agendas directamente, con lo cual se sobrecargan muchos más. Seguimos ocupando la mayoría de las consultas con temas burocráticos y, mientras, el resto de patologías sufren no tener el acceso a las citas que deberían de tener», añade el médico de Camas. 

Como posibles soluciones, desde el Sindicato Médico Andaluz, el secretario Ángel Tocino, insta a que, para paliar esta «sobrecarga administrativa» de los centros de salud, se autorice a las mutuas a asumir la tramitación de altas y bajas. Igualmente, propone el «pago de horas» a los profesionales que de forma voluntaria acepten una continuidad asistencial «para eliminar ese tapón».

Mientras tanto, el problema se agudiza por el también alto volumen de contagios entre el personal sanitario. El virus no distingue entre unos y otros y los trabajadores de la sanidad se están viendo golpeados de nuevo duramente por la pandemia. Al igual que está ocurriendo en toda España, los casos positivos entre los profesionales se están disparando en los últimos días en la provincia de Sevilla donde, sólo en el distrito Aljarafe-Norte y Sevilla capital, con datos a los que ha tenido acceso este periódico, se superan los 200 profesionales de Atención Primaria fuera de juego. Una cifra que es mucho más elevada en la provincia ya que habría que añadir los contagios entre los sanitarios del distrito Sur y el área de Osuna, a los que este medio no ha tenido acceso. En concreto, con fecha de la semana pasada, en el distrito Sevilla se tramitaron cerca de 100 bajas, mientras que en Aljarafe-Norte se dieron 150 casos. 

Fuente: Diario de Sevilla

Redacción

Entrada siguiente

Javier Gutiérrez informa sobre la salud de su amigo Antonio Resines: «Su situación es delicada»

Jue Ene 20 , 2022
El actor está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid como consecuencia de una neumonía bilateral con pronóstico grave provocada por el Covid El pasado 23 de diciembre el actor Antonio Resines ingresaba en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid como […]