La radioterapia a bajas dosis arroja resultados esperanzadores en Alzheimer y demencias

El Hospital Infanta Luisa de Sevilla la aplicará en cuanto se terminen los ensayos clínicos y ya lo está haciendo con éxito en patologías osteodegenerativas como tendinitis, fascitis plantar y artrosis

La radioterapia se asocia comúnmente al tratamiento del cáncer y de otras patologías malignas pero el Hospital Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla las aplica a las benignas con muy buenos resultados. La doctora María Isabel Ramos Durán, jefa de este servicio, asegura que «la radioterapia a dosis bajas puede ser aplicada con éxito en patologías osteodegenerativas o procesos hiperproliferativos de naturaleza benigna».

Sus efectos antiinflamatorios son patentes y reducen sustancialmente el dolor, lo cual permite a los pacientes reanudar su vida normal en un porcentaje muy elevado. La radioterapeuta Julia Montañés Ucedaapunta a que «en un futuro próximo, cuando se concluyan los ensayos clínicos actualmente en marcha, podremos tratar también algunos tipos de demencias como el Alzheimer», una enfermedad

 que padecen más de 113.000 personas en Andalucía. Sólo el Virgen del Rocío de Sevilla atiende a más de 4.000 pacientes. El Alzheimer es la causa más frecuente de demencia (y también de dependencia) y la Organización Mundial de la Salud estima que su número de víctimas se habrá triplicadfo en el 2050.

Los resultados obtenidos en ellos son muy esperanzadores y el Infanta Luisa la empezará a aplicar a los pacientes de esta enfermedad neurodegenerativa en cuanto se den por validados. «Empleando dosis altas y técnicas de Radiocirugía Estereotáxica se tratan incluso tumores benignos del sistema nervioso como meningiomas y neurinomas», añade esta doctora.

Ya han dado buenos resultados en tendinitis y artrosis de rodilla o de cadera en más de un 80 por ciento de los casos, cuando no han funcionado tratatamientos convencionales. La supresión del dolor y la recuperación de la movilidad son algunos de sus efectos.

Miles de personas de mediana y avanzada edad que padecen artrosis de rodilla en la provincia de Sevilla podrán beneficiarse de la radioterapia a bajas dosis. «En países como Alemania viene haciéndose con normalidad pero en España no es algo habitual.Siempre se ha empleado con el cáncer, especialmente en la sanidad pública», dice la doctora Montañés. En hospitales privados de Madrid, Málaga y Jerez ya se viene utilizando desde algún tiempo.En artrosis de rodillas los resultados son espectaculares y permiten reducir tanto la inflamación y el dolor que los pacientes puedan reanudar su vida normal, según las radioterapeutas del hospital sevillano

Para la radioterapia en dolencias osteodegenerativas es candidata cualquier persona adulta, preferiblemente con más de 40 años, que no haya respondido a tratamientos convencionales. «La artrosis es una patología que suele aparecer en personas de edad avanzada, si bien otras patologías como exoftalmos de Graves Basedow, fascitis plantar, o cicatrices queloideas pueden presentarse en personas jóvenes y tratarse con absoluta tranquilidad», afirman las especialistas, que destacan que a dosis bajas «son tratamientos con fin antiinflamatorio prácticamente exentos de toxicidad o poder carcinogenético».

En el caso de la artrosis se suelen conseguir resultados más espectaculares en la rodilla que en otras localizaciones, según las radioterapeutas, que subrayan que «el control del dolor suele ser máximo y mantenido en el tiempo, lo cual permite al paciente retomar sus hábitos normales de vida al recuperar la movilidad, contando con la tranquilidad de que estamos administrando un tratamiento absolutamente seguro y eficaz».

La principal diferencia que existe con la radioterapia convencional es la dosis baja de radiación empleada. Esta provoca una respuesta antiinflamatoria en los tejidos irradiados al contrario de lo que producen las dosis altas empleadas para tratar procesos tumorales. Por ello, el objetivo principal de estos tratamientos es mejorar la inflamación que acompaña a estos procesos y que es causa del dolor incapacitante, aliviándolo hasta en el 80-90 por ciento de los casos con una importante mejora en la calidad de vida de los pacientes.

El tratamiento se administra de forma ambulatoria y cómoda para el paciente, recibiendo de dos a tres sesiones por semana, en un periodo de 2 a 3 semanas. Esta práctica es conocida desde hace mucho tiempo en países como Alemania, Australia o Reino Unido, que la tienen incorporada a su práctica clínica habitual.

Fuente: ABC

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

Intentó matar a su hermano en Sevilla con un cuchillo jamonero creyéndose que era «Dios»

Mié Jul 15 , 2020
La Audiencia de Sevilla le impone una pena de tres años de prisión, que se sustituye por el mismo periodo de tiempo en un centro psiquiátrico La Audiencia de Sevilla ha juzgado este miércoles a un varón por intentar matar a su hermano con un cuchillojamonero creyéndose que era «Dios» y su padre le había […]