El victimismo feminista se vuelve contra Susana Díaz

La crítica de la secretaria general del PSOE andaluz, que dijo que la quieren relevar «por ser mujer», desató una ola de opiniones en contra en su partido, que le recordó los 14 cargos que ha ocupado desde 1997

Susana Díaz, el pasado martes se retrata con una militante en La Zubia, en Granada

Con solo un golpe de efecto, a todas luces mal calculado, Susana Díaz ha desatado una tormenta que se ha vuelto en contra suya. La secretaria general del PSOE andaluz y candidata en las primarias de su partido para elegir el cartel electoral se presentaba como una víctima de su propia formación, que la quiere relevar por su condición de mujer. Ella lo dejó caer a su manera, con una pregunta retórica, sin apuntar directamente a nadie, pero disparando contra todos. «Hay compañeros a los que les han permitido seguir, pese a haber perdido las elecciones. ¿Por qué a mí no, si yo gané? ¿porque soy una mujer?», aseguró en el pueblo granadino de Campotéjar, donde la había llevado

 su gira electoral para recuperar la Junta de Andalucía perdida a manos del PP, Ciudadanos y Vox en diciembre de 2018. En el caso de que ganara la batalla interna al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, le espera una travesía del desierto en la oposición. Para saberlo, habrá que esperar al 13 de junio. 

La militante de base contra Goliat

Entre tanto, Díaz ha decidido explotar la épica de la militante de base contra el goliat de la dirección federal. Ella, que ha ocupado catorce cargos orgánicos e institucionales desde 1997, como recordaban ayer sus críticos, ¿ha sido víctima del machismo? Históricas socialistas como Amparo Rubiales no se pudieron callar y se deshogaban en Twitter: «Es indignante q la mujer q mas poder ha tenido en el PSOE diga eso. El @PSOE no es machista. La machista es ella!!!!!!!». La plataforma crítica «Hacer más PSOE» le afeaba a Díaz que use el feminismo para tapar que es una «líder venida a menos».

En la enorme polémica montada terció también María Jesús Montero, quien antes de ser ministra de Sánchez fue consejera de Susana Díaz. En el PSOE «nadie juzga o prejuzga por razón de género», le contestó en una rueda de prensa junto al alcalde de Sevilla. A su antigua jefa le recordó que no recibió un «trato discriminatorio» por su formación cuando presidía la Junta de Andalucía ni tampoco «en este momento». 

Espadas, que ha diseñado una campaña sin estridencias, no quiso replicar a su rival en las primarias, pero en su equipo consideran un «error estratégico irremontable» que Díaz utilice «el agravio feminista para victimizarse», un argumento «bastante difícil de defender» a poco que se bucee en su pasado, añadían. Sólo el portavoz del Grupo Socialista, José Fiscal, que forma parte de la reducida guardia de ‘corps’ de Susana Díaz, juzgó «razonable» que ésta «se pregunte si no tendrá que ver algo su condición de mujer en esa intención de algunos en negarle su derecho a volver a presentarse a la Junta». La líder socialista no quiso salir tampoco del charco. El martes, según publicó ayer en Twitter, cerró su jornada con «la rubia de LaZubia», Purificación López, «una mujer fuerte y honesta que también ganó y no la dejaron gobernar». Igualita que ella, le faltó añadir.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

Alerta máxima ante la llegada de los asaltapisos a Sevilla: así son estos escurridizos ladrones

Jue Jun 3 , 2021
La Policía difunde el patrón físico de unos delincuentes vinculados con la mafia georgiana Consejos en medios de comunicación, mensajes por redes sociales… la Policía Nacional lleva un par de días advirtiendo a la ciudadanía que debe asegurar bien su viviendas si sale fuera y la abandona por unos días. A estas […]