El Hospital Militar de Sevilla va en plazo y podrá luchar contra el Covid-19

Las obras permitirán poner en el sistema sanitario 150 camas de hospitalización y 25 de UCI a partir de enero

Las obras para dotar el antiguo Hospital Militar de Sevilla con 150 camas de hospitalización y alrededor de 25 camas para cuidados intensivos (UCI) van en plazo y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) espera poder terminar los trabajos a finales de diciembre y poder dotarlo durante el mes de enero para facilitar su apertura tras culminar su dotación.

El gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, visitó ayer las obras que permitirán dotar al antiguo Hospital Militar de Sevilla de esta camas y unidades UCI que permitirán aliviar algo la presión asistencial que sufren los tres grandes hospitales públicos sevillanos, especialmente al Virgen del Rocío, al que quedará adscrito.

En la visita, Guzmán pudo comprobar que las obras avanzan a buen ritmo y siguiendo el cronograma previsto. El gerente del SAS estuvo acompañado por el director general de Gestión Económica y Servicios, José Antonio Miranda.

Las actuaciones en el Hospital Militar permitirán aumentar la capacidad de atención especializada de Sevilla. Los trabajos tienen un coste inicial de más de 8,2 millones de euros y se prevé que la obra finalice a finales de año.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) tramitó por el procedimiento de emergencia las actuaciones en este centro, que ha estado cerrado durante más de diez años y sometido a expolios, robos y actos de vandalismo. El objetivo es aumentar la capacidad de atención especializada de Sevilla y su provincia ante la saturación hospitalaria que está provocando el coronavirus.

El proyecto, que prevé que las obras concluyan a final de año con un presupuesto que supera los 8,2 millones de euros, contempla la habilitación de las dependencias necesarias para poner en servicio las camas de hospitalización y de UCI requeridas para el plan de contingencia, además de otras instalaciones imprescindibles para el buen funcionamiento de estas unidades. Estos espacios se sumarán al servicio de Salud Mental que lleva años en funcionamiento en el Hospital Militar, dependiente también de la Unidad de Salud Mental del Hospital Virgen del Rocío, quien también gestiona el servicio de seguridad de todo el recinto. 

Otro de los objetivos de esta actuación es la seguridad del personal sanitario y de los pacientes, por lo que se necesitan implementar medidas concretas y complementarias a las existentes con la incorporación de esclusas, vestuarios específicos de

José Antonio Miranda y Miguel Ángel Guzmán
José Antonio Miranda y Miguel
Ángel Guzmán – SAS

personal para colocación de los equipos de protección individual y circuitos funcionales diferenciados para sucio y limpio. También está prevista la «sectorización» que permita la ocupación parcial y escalada de sus áreas de hospitalización y la habilitación de un acceso diferenciado y específico al hospital para pacientes con síntomas de infección por Covid-19 u otra necesidad de emergencia.

También se adecuarán tres plantas de hospitalización y un nuevo acceso para la zona Covid en la fachada sur. Además de la hospitalización, se pondrá en funcionamiento el área de diagnóstico por imagen que cuenta con una superficie de 500 metros cuadrados, y la zona destinada inicialmente al hospital de día médico, que cuenta con 790 metros cuadrados, para adaptarlo a la UCI.

Fuente: ABC

Redacción

Next Post

Andalucía baraja adelantar el toque de queda a las siete de la tarde a partir del lunes

Vie Nov 6 , 2020
La aplicación sería gradual en función del nivel de contagios por zonas y se mantendría la actividad comercial matinal en todo el territorio La Junta de Andalucía baraja varios escenarios para aumentar a partir del lunes las medidas de contención de la pandemia. Siempre bajo dos premisas: asegurar que las restricciones se […]