La Guardia Civil descarta la participación de terceros en la muerte de la joven de Córdoba Mayte Cantarero

La joven se despeñó por un barranco de 30 metros en una zona que conocía bien

La búsqueda de la joven cordobesa Mayte Cantarero, desaparecida el pasado domingo, ha tenido el peor desenlace posible. Su cadáver fue hallado ayer por los agentes encargados del rastreo en una zona muy escarpada en el Parque del Sureste de la comunidad de Madrid, cerca de Rivas-Vaciamadrid, la localidad donde residía la joven desde finales del año pasado en casa de un familiar.

Especialistas de un grupo de rescate en montaña de la Guardia Civil, que se incorporaron ayer a las tareas de rastreo, recibieron el aviso en torno a las once de la mañana de que había aparecido algo extraño en un barranco de una zona de difícil acceso. Un equipo se dirigió hacia allí y comprobó que se trataba de un cuerpo que respondía a ladescripción física de Mayte Cantarero, de 27 años de edad. Poco antes del mediodía se confirmó que se trataba de la joven cordobesa, según afirmaron fuentes de la investigación.

El cortado por el que se despeñó la chica tiene 30 metros de altura, como un edificio de siete pisos. La zona ya fue rastreada con perros el pasado miércoles, pero el cadáver se encontraba a media altura y cubierto por ramas. Los canes entrenados no pudieron descender hasta allí debido a la elevada pendiente. El cuerpo sólo era visible desde las alturas y únicamente fueron capaces de acceder los montañeros especializados. 

Fuentes de la Benemérita indicaron a ABC que se descarta ya la participación de terceras personas en la muerte. Era una zona, aseguran, que la joven conocía bien porque solía pasear por allí, por lo que no descartan que la caída no fuera accidental. Según informó Europa Press, los agentes que encontraron el cadáver de Mayte Cantarero y luego los médicos que certificaron su óbito observaron que el cadáver tenía golpes y magulladuras propios de una caída desde unos de los riscos de esa zona y aparentemente no presentaba ninguna puñalada, disparo o golpe intencionado. La agencia también informa de que «por el estado del cuerpo, expuesto a las altas temperaturas de los últimos días, podría haber fallecido pocas horas después de la desaparición».

El cuerpo fue trasladado ayer al instituto forense, a donde se desplazaron también algunos familiares, donde se le practicará la pertinente autopsia que determinará definitivamente las causas de la muerte. 

Maite Cantarero
Maite Cantarero – ABC

Desde el principio, la Guardia Civil -que ha llevado las riendas de este caso con la participación de numerosos cuerpos durante la búsqueda- sospechó que Mayte Cantarero desapareció por su propia cuenta, según los testimonios de las últimas personas que la vieron con vida caminando hacia el paraje en donde se ha hallado el cuerpo. Todo parece apuntar a que no se trata de una muerte violenta, aunque la Guardia Civil no descarta ninguna hipótesis hasta que se conozcan las causas exactas de la muerte. 

La joven Mayte Cantarero era natural de Córdoba capital, donde se había criado en el barrio de Fidiana. A finales del año pasado se trasladó temporalmente a Rivas-Vaciamadrid, una localidad cercana a la capital con cerca de 100.000 habitantes. Allí residió en casa de sus tíos y comenzó a buscar un empleo, según las informaciones facilitadas por la familia durante los días de búsqueda. 

Mayte Cantarero estuvo un tiempo trabajando en algunos negocios de la localidad, entre ellos una inmobiliaria y una tienda. Tras finalizar sus contratos volvió a su ciudad natal con sus padres. Al término de las vacaciones de verano volvió a Rivas-Vaciamadrid con la intención de seguir con la búsqueda activa de empleo. 

El domingo por la tarde salió del domicilio familiar sin informar de su destino. Sólo llevaba, según apuntaron los familiares, el móvil, unos auriculares y un paquete de tabaco. Al retrasarse en su vuelta a casa, su tío comenzó a preocuparse, más aún cuando vio que no respondía a los mensajes. En la tarde de ese mismo día interpuso la correspondiente denuncia en la Guardia Civil de Rivas-Vaciamadrid.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

La historia de las brujas de Sevilla se descubre en sus calles

Vie Sep 11 , 2020
La asociación Cultura Antiqua propone un recorrido teatralizado y guiado llamado «Brujas de Sevilla» para conocer los entresijos más mágicos de la ciudad La caza de brujas fue un fenómeno que se extendió por la Europa de la Edad Moderna, suponiendo la creación y multiplicación de los juicios por brujería alrededor de todo […]