La hostelería exige ayudas inmediatas y planea un paro total en Andalucía

  • En Sevilla podrían cerrar mil establecimientos que dejarían en el paro a 6.000 personas
  • Advierten de que la situación es crítica por las restricciones que sufren

«Nos estamos arruinando y nadie nos echa cuenta». Así de contundente se ha mostrado Antonio Luque, presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla y Provincia, sobre la situación que atraviesa el sector. Luque ha dibujado un panorama desolador en un gremio que cuenta en Sevilla capital con 4.500 establecimientos, de lo que más de 500 no han vuelto a abrir tras el estado de alarma. El presidente de los hosteleros ha señalado que si no reciben ningún tipo de ayudas por parte de las administraciones pública, el número total de locales que no volverá a abrir sus puertas se elevará al millar, dejando en el paro a unas 6.000 personas.

La Asociación de Hostelería de Sevilla ha protagonizado esta mañana un simbólico paro en apoyo de la gran manifestación que había convocada en Madrid. Tras esta protesta, el presidente ha hecho balance de la situación y ha aseverado que en Sevilla y Andalucía se plantean protestas similares: «Se está estudiando una manifestación del ocio nocturno en toda Andalucía para el día 22 a la que nos sumaríamos todos. Estamos estudiando la manera de hacerlo. Se va a cerrar y paralizar Andalucía entera si no llegan esas ayudas. Que no le quepa duda a nadie que lo vamos a hacer».

Antonio Luque, acompañado por los miembros de la junta directiva, ha criticado duramente que la hostería sea la que está pagando los platos rotos de la pandemia, y ha recordado que el sector supone el 13,5% del PIB de Andalucía y cuenta con 50.000 establecimientos: «Somos muchos los sectores afectados por la crisis que ha provocado el coronavirus, pero somos los únicos que tenemos restricciones y además no disponemos de ningún tipo de ayuda. Las medidas que nos han impuesto son injustas. Los rebrotes siguen estando ahí».

El hostelero ha clamado porque se den ayudas directas al sector para que pueda hacer frente a las consecuencias de la pandemia. En este sentido, ha detallado cómo se ha creado un bono turístico para los hoteles o cómo se dan ayudas directas para la compra de vehículos: «Es el momento de que haya un diálogo con nosotros pero que nos presenten medidas concretas. Tenemos una cornada de tres trayectorias y nos estamos desangrando en la enfermería. Tiene que haber ayudas».

Los hosteleros han puesto de manifiesto la situación especialmente complicada de los locales de ocio nocturno, que se han gastado entre 20.000 y 30.000 euros en adaptar sus negocios, o los cáterigs, muchos de los cuales no ha trabajado en todo el año por la ausencia de celebraciones. «Ha llegado la hora de decir ‘basta ya’. Esto es sólo el principio. Una tienda o un supermercado pueden abrir aunque no tengan clientes. A nosotros no nos dejan».

En el caso de Sevilla, Luque ha recordado que tras tres meses cerrados, se han tenido que enfrentar a un verano que es temporada baja y cuando confiaban en remontar en otoño se han dado de bruces con la realidad. Por ello, también ha reclamado ayudas al Ayuntamiento: «Hemos pedido que durante un año no nos cobren la tasa de basuras y veladores».

Por último, los hosteleros han insistido en entablar un diálogo productivo y han recordado que si no se hace nada el 20% de los establecimientos andaluces echará el cierre para siempre.

Fuente: Diario de Sevilla

Redacción

Entrada siguiente

Muere tras recibir el alta uno de los afectados por el virus del Nilo

Jue Sep 10 , 2020
Familiares de la víctima aseguran que el deceso ha sido provocado «por complicaciones» de la enfermedad La Junta no asocia de momento este fallecimiento con el brote El virus del Nilo se ha cobrado una cuarta muerte en la provincia de Sevilla. Se trata de un vecino de 78 años […]