Tras el pasado oscuro del castillo de San Jorge, en Triana

Ofrece al visitante un viaje en el tiempo en el que descubrir, de primera mano, los misterios de la Inquisición

Leyenda (a veces, un tanto negra) e historia se entremezclan entre sus muros. Enclavado a la orilla del río Guadalquivir, en plena plaza del Altozano, el castillo de San Jorge se eleva como lo que es: un testigo del devenir de la ciudad de Sevilla. Aunque no se sabe a ciencia cierta cuál fue su origen, algunas teorías otorgan a los visigodos el honor de construir este edificio como elemento defensivo de la ciudad. Después de eso, fue almohade, perteneció a la orden militar de San Jorge (de la que tomó su nombre), y fue sede de la primera parroquia de Triana. Casi nada. 

Pero sin lugar a dudas, su nombre va a asociado a uno de los capítulos más intrigantes de la Historia de España: el de la Santa Inquisición. Desde el siglo XV al XVIII —con algunos paréntesis—, fue sede de esta institución político-religiosa. Entre sus paredes penaron centenares de ciudadanos bajo el yugo del tribunal de la Inquisición, instaurado en Sevilla por los Reyes Católicos. Y como tal, guarda aún su esencia. No es difícil imaginarse los padecimientos de herejes e iluminados entre aquellas paredes.

Visita al interior del castillo
Visita al interior del castillo – ABC

Para que ese escabroso capítulo no cayese en el olvido, el castillo de San Jorge se convirtió en un centro de interpretación y museo de la Inquisición abierto a los ciudadanos, que puede visitarse de manera gratuita de martes a domingo con horario de mañana y de tarde. Quienes quieran sumergirse en la leyenda negra de sus muros pasarán por una sala sensorial en la que se recrea la atmósfera de indefensión de las víctimas de los inquisidores.

Además, se incluye un recorrido hacia la antigua barbacana por una pasarela desde la que se pueden observar los restos arqueológicos conservados, como el pavimento de las calles que conducían al puente de barcas, la vivienda del notario o la sala de audiencias. Al final, el panel de víctimas instalado sobre el muro de la antigua cárcel despide al visitante con algunos casos reales de los que sufrieron en aquel castillo. Toda una aventura.

Fuente: ABC

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Parques acuáticos de Sevilla: disfruta de Isla Mágica y Aquópolis

Jue Ago 6 , 2020
Pasa un día familiar en remojo para huir de las altas temperaturas del verano en la capital hispalense Los parques acuáticos de Sevilla también se han adaptado a la situación de «nueva normalidad» en la que se encuentra la sociedad para ofrecer seguridad a sus visitantes. Tras la cuarentena y posterior desescalada, […]