Denuncias cruzadas por los ruidos y los animales: la relación vecinal que acabó en un doble asesinato

La Policía Nacional arrestó ayer a una mujer brasileña como autora del atropello y posterior agresión mortal a sus vecinos

Una relación vecinal contaminada y enquistada desde hace meses con denuncias cruzadas por los ruidos y los animales acabó ayer con la vida de un matrimonio en la calle Padre Fernando Trejo delbarrio de Vistazul, a las afueras del núcleo urbano de Dos Hermanas. Una mujer brasileñade unos 50 años, la inquilina del piso de abajo, atropelló, golpeó con una piedra y asestó una puñalada a ambos en el cuello para acabar con la vida del hombre y la mujer que vivían en el piso de arriba, en un inmueble situado en el interior de una parcela de la citada barriada nazarena. 

Los hechos ocurrieron al mediodía de ayer. La mujer, que fue detenida inmediatamente por los agentes de la Policía Nacional, esperó dentro de su coche a que sus vecinos saliesen para atropellarlos. Pero el ataque no quedó en esa acción, sino que, después y tras bajarse de su vehículo, agredió con una piedra al hombre, nacido en 1971, y a su pareja, de 1959.

Se ensañó con ellos y los remató asestándole a ambos una puñalada violenta en el cuello. Varios vecinos fueron testigos directo de la salvaje agresión, que la propia detenida reconoció ante los agentes que la arrestaron. Pasará a disposición judicial en las próximas horas. 

Ayer no trascendió si los hechos tuvieron lugar en el interior de la parcela o en la propia vía. En este sentido, el juzgado de Instrucción de Dos Hermanas, que ayer estaba en funciones de guardia y que se ha hecho cargo del asunto, decretó el secreto de sumario

Secreto de sumario

De hecho, fuentes de la investigación aseguraron ayer a este periódico que la atacante, en dependencias policiales, llegó a soltar una frase alusiva al origen de este conflicto vecinal, afirmando que con su actuación «se acabaron los problemas»

Los hechos ocurridos ayer en Dos Hermanas, según las citadas fuentes, tienen su raíz en la disputa que traían de lejos estos vecinos, agresora y víctimas, «un problema que se había enquistado». 

La mujer brasileña y el matrimonio muerto residían en el mismo inmueble, ubicado en el interior de una parcela de la barriada Vistazul. Ella ocupaba la vivienda de abajo y las víctimas, la de arriba

La casa está rodeada por una zona de campo y tenía un muro construido por todo el perímetro de la finca con una puerta grande de acceso a la misma, a través de la cual ayer entraban y salían de forma constante coches policiales y la comitiva judicial. Desde hace un año aproximadamente las denuncias se venían cruzando entre ambas partes. 

La mujer brasileña le echaba en cara a las víctimas que acogiera a muchos animales. El matrimonio, por su parte, la denunciaba porque generaba mucho ruido. La mujer llevaba «una vida desordenada» y los ruidos que generaba en su casa le granjeó problemas con el vecindario, según las citadas fuentes. No tenía antecedentes más allá de las denuncias de los que vivían a su alrededor.

La comisión judicial hizo acto de presencia en el lugar de los hechos desde pasadas las tres y media de la tarde para proceder al levantamiento de los cadáveres, que posteriormente fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal y Forense de la capital para la práctica de las autopsias. 

Hasta la barriada nazarena de Vistazul también se han desplazado las unidades especiales de la Policía Nacional para hacerse cargo de la investigación, como son el Grupo de Homicidios y Policía Científica.

Fuente: ABC

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

España afronta un momento crítico para revertir la segunda batida del virus

Sáb Jul 25 , 2020
Los expertos discrepan en torno a la virulencia de la nueva curva ascendente de contagios España asume ya que afronta la segunda batida epidemiológica del coronavirus, llamado SARS-CoV-2, que ha mutado en una cepa más infectiva, aunque en principio con cuadros clínicos más leves. La curva ascendente de contagios avala […]