5 agosto 2020

Sevilla.net

LA WEB DE LOS SEVILLANOS

Un restaurante y 22 apartamentos turísticos con los restos de un templo del siglo XV

  • Urbanismo concede una licencia de obras para la recuperación de las estructuras de la antigua iglesia del Convento de Santa María de Pasión
  • La propuesta de rehabilitación del edificio de La Reja ha recibido el visto bueno de Patrimonio Histórico

Un restaurante y 22 apartamientos turísticos a la vera de la Campana. La Gerencia de Urbanismo ha dado licencia para un proyecto en el edificio de la antigua cafetería La Reja, que se alza sobre los restos de la iglesia del Convento de Santa María de Pasión, que data del siglo XV y que desapareció por completo en la segunda mitad del XIX. El coste de todos los trabajos es de 1.793.733 euros.

El edificio actual alberga en su interior restos de la antigua iglesia del siglo XVII, tal y como se ha comprobado por estudios arqueológicos previamente realizados. La existencia de tales restos propició que hace dos años la Gerencia promoviera unaumento del grado de protección de esta finca (de protección parcial en segundo grado D a protección parcial en grado C) a través de la modificación de su ficha de catálogo del PGOU.

De la iglesia se conserva en su totalidad la planta desde la entrada al presbiterio, con sus columnas pareadas y algunos arcos más en planta primera. Además, el templo se conserva también en altura con los muros de la planta segunda y parte de los de la planta tercera son los originales. La propuesta de rehabilitación de los restos ha recibido previamente el visto bueno de la Comisión Local de Patrimonio Histórico.

El proyecto comprende la rehabilitación y recuperación de las estructuras de la antigua iglesia, siendo la intención incorporar al diseño del futuro restaurante y de los apartamentos turísticos cuantos elementos de interés pudiesen aparecer, tales como muros originales, muros intermedios, arcos de medio punto o pilastras. Asimismo, en un plano horizontal, se opta por recuperar la totalidad de la planta como un espacio único.

EL PROYECTO CUENTA CON EL VISTO BUENO DE PATRIMONIO Y UN COSTE DE 1,8 MILLONES

De este modo se pretende que el usuario tenga inmediatamente la percepción de que se encuentra en un espacio que en su día fue una iglesia. Uno de los muros, el correspondiente a la nave del evangelio, queda integrado dentro de los apartamentos. El otro, correspondiente a la nave de la epístola, queda integrado en el pasillo. 

Al tiempo que se procura que el interior refleje en la mayor medida posible los elementos que pertenecieron a la antigua iglesia, también se busca mostrar al exterior su preexistencia. Para ello, se realizan distintos planteamientos con respecto a la fachada a fin de distinguir la parte de la misma que perteneció a la antigua iglesia de la ampliación del inmueble que se hizo en el siglo XIX, cuando dejó de dedicarse al culto.

El inmueble se encuentra en una de las zonas más cotizadas de la ciudad, a apenas unos metros de la calle Sierpes y justo detrás de la Plaza de la Campana. La familia que era propietaria del edificio y de la confitería La Campana proyectó hace unos años construir un hotel de cuatro estrellas en estas instalaciones. El cierre del restaurante estuvo motivado indirectamente por el fin del contrato de renta antigua y por la compleja distribución accionarial de la sociedad. El cierre de La Reja también deparó el traslado fuera del centro de la ciudad del obrador, que se encontraba en el edificio.

Vista interior de la planta baja del edificio, que conserva la barra de la cafetería.
Vista interior de la planta baja del edificio, que conserva la barra de la cafetería. / D. S.

Vía: Diario de Sevilla