El Ejército prevé dos oleadas más de pandemia y un año y medio para alcanzar la normalidad

Los militares reclaman la geolocalización con el móvil para rastrear casos sospechosos en un informe interno

Mientras la mayoría de comunidades autónomas están dispuestas a dar el salto para iniciar su desescalada, el Ejército español se prepara para el peor de los escenarios: que la infección vuelva a poner al sistema sanitario contra las cuerdas. Si se cumplen las previsiones de los analistas militares, España padecerá dos oleadas más de esta pandemia y tardaremos entre un año y un año y medio más en alcanzar la normalidad.

Un informe de la Jefatura de los Sistemas de Información, Telecomunicaciones y Asistencia Técnica (JCISAT) del Ejército de Tierra, al que ha tenido acceso ABC, detalla lo difícil que será olvidarse del coronavirus, salvo que algún avance médico permita dar un giro inesperado a la situación.

Vaticinan reinfecciones

Los militares

 parten de la idea de que ninguna vacuna ofrecerá un cien por cien de protección. «Ninguna vacuna, que haya seguido los protocolos occidentales de ensayos clínicos, podrá estar lista hasta enero-febrero de 2021», indican. Tampoco creen que haya un cien por cien de inmunidad adquirida para que la población pueda estar protegida y vaticinan reinfecciones. «Habrá un porcentaje de casos de personas que habiéndose contagiado vuelvan a hacerlo. Pero lo más probable es que, en estos casos, los síntomas sean mucho más leves y no de tipo pulmonar grave», explican en este informe interno.

Su predicción, a largo plazo, es que habrá dos oleadas más de epidemia. En verano descenderá el número de contagios. «El calor ralentizará la expansión, pero no la detendrá completamente», aseguran y coinciden en este punto con la previsión del Ministerio de Sanidad.

Creen que habrá una segunda ola de Covid-19 al final del próximo otoño, con el descenso de temperaturas y otra más en el invierno siguiente, aunque se espera que tenga una intensidad menor. No será ni tan letal ni tan extensa como la actual. «Dado que existirá un mayor nivel de inmunidad social por el presente brote, que se dispondrá de más medios y se reaccionará más rápido, se espera que la intensidad de esa segunda ola sea menor. La posible tercera ola estará ya muy disminuida por disponer desde el principio de vacuna y tratamientos», pronostica.

Cuantas más personas se contagien en el presente brote, habrá menos capacidad de propagación de la siguiente. Esto se conocerá con los resultados del estudio de seroprevalencia que está realizando el Gobierno en toda España. Los resultados nos permitirán conocer qué fuerza tendrá la segunda ola.

Con mascarillas de filtro 

Al Ejército no le preocupa tanto el número de casos graves, sino «que se acumulen todos a la vez de nuevo y colapsen los servicios sanitarios». Por eso, considera «extremadamente importante» disponer de una aplicación en el teléfono móvil que permita rastrear los contactos de los nuevos infectados. De esa manera, se podría detectar precozmente nuevos casos y aislarlos antes de que propaguen la enfermedad. Como medida de protección recomiendan el uso de mascarillas con filtro (FFP2 y FFP3).

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

El turismo en Sevilla cayó en marzo un 61%

Vie May 8 , 2020
La rentabilidad de los hoteles descendió un 51% Aprobado el borrador del nuevo plan turístico de Sevilla que pretende descongestionar el entorno de la Catedral La principal industria de Sevilla, la turística, experimento el pasado mes de marzo una pérdida de viajeros del 61%, teniendo en cuenta que el 14 de […]