El Ministerio de Sanidad podrá llamar a los médicos del SAS para todo el territorio nacional

Una trabajadora del SAS en la Puerta de Urgencias del Hospital Reina Sofía de Córdoba – Álvaro Carmona

El Ministerio de Sanidad podrá llamar a los médicos, enfermeros y personal técnico del SAS para trabajar en cualquier parte del territorio nacional ya que el ministerio es la autoridad competente en toda España por la declaración del estado de alarma. Así de claro lo establece también el último acuerdo aprobado por el Consejo de Gobierno en relación a la crisis del coronavirus, acuerdo de 20 de marzo de 2020, por el que se toma conocimiento de la propuesta de la Consejería de Salud del Plan de Contingencia del Personal del SAS. 

En ese acuerdo se detalla el plan de contingencia de la Junta de Andalucía para movilizar hasta a 7.430 profesionales sanitarios si fuese necesario para atender a los enfermos en Andalucía. Un plan de contingencia que plantea diferentes escenarios de absentismo en las especialidades de facultativos en un 15, 30, 45 y 60% dependiendo de la expansión de la epidemia y de los positivos del personal sanitario. Para hacer frente a estas bajas, se contempla el cierre de los centros de salud que tengan menos de quince especialistas de medicina, lo que liberaría a 1.499 profesionales de Atención Primaria que, en función de la afectación del absentismo entre el 30% y el 45%, supondría disponer de entre 675 y 1.050 profesionales para dedicarlos a luchar contra la enfermedad en los hospitales o los hoteles medicalizados si fuese necesario activarlos.

Liberados sindicales

A estos médicos se sumarían los liberados sindicales que dejan de estarlo de manera obligatoria y que sumarían 1.281 médicos y 610 sanitarios más. También los liberados sindicales de los comités de seguridad y salud de los centros asistenciales del SAS, 171 profesionales más, y los médicos que tienen contratos de investigación con fundaciones públicas, otros 51 facultativos más.

También se movilizan los estudiantes de medicina que la Consejería de Salud tiene perfectamente cuantificados y localizados. Esto serían 3.378 profesionales más entre licenciados que no han aprobado el examen MIR y los estudiantes de los últimos años.

La movilización de efectivos andaluces para hacer frente a la crisis también contempla suprimir todos los permisos y licencias, incluyendo los de maternidad y paternidad, las reducciones de jornadas y las exenciones de guardia (salvo por motivos de salud). Además, prevé llamar a todos los médicos que no estén trabajando en el sector, como diputados, senadores, alcaldes o concejales para que se pongan a disposición del SAS. 

Además, el próximo martes 26 de mayo, todos los residentes que terminen su formación, se considerarán especialistas y serán contratados automáticamente por el SAS con condiciones de médico adjunto. También se contratará a médicos extranjeros a la espera de la homologación de sus títulos en España.

Las medidas que afectan a los profesionales de Enfermería son similares ya que el SAS quiere disponer de 4.052 profesionales, 2.706 en activo y 1.346 jubilados en los últimos años. Para ello se movilizarán a los expertos en enfermería del trabajo, familiar, pediátrica, y geriátrica, además de a las matronas, los fisioterapeutas y los especialistas en terapia ocupacional.

Respecto al material de protección, el Gobierno andaluz está a la espera de recibir 1,4 millones de mascarillas en estos próximos días, una cantidad que se sumará a los tres millones de mascarillas más que ha comprado a una empresa de China y que se comprometió a servirlas antes de que finalice esta semana. También se han comprado 326 respiradores invasivos y otros 56 no invasivos.

Y mientras los sanitarios siguen a la espera de que lleguen nuevas remesas de los equipos de protección, numerosas empresas y voluntarios están trabajando para fabricar material con el que proteger a los sanitarios. Así, la asociación malagueña Amappace que trabaja con personas con parálisis cerebral, ha reconvertido su centro ocupacional para fabricar equipos de protección como pantallas y mascarillas. En el mismo sentido, la empresa Gabimtec Ingeniería de Rincón de la Victoria, está fabricando mascarillas de PETG con un filtro de carbón activo que se pueden reutilizar. La asociación de belenistas de Huétor Tájar (Granada) está fabricando pantallas faciales con el corcho de los belenes.

Fuente: ABC

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

El COVID-19 azota Sevilla.

Mié Mar 25 , 2020
Se han registrado 8 fallecidos en las últimas horas, y el doble de contagios que el pasado sábado. El Covid-19 ha causado la muerte de ocho personas en Sevilla en las últimas horas. A este repunte, el peor desde que el coronavirus llegó a la provincia, se suma el mayor incremento del […]
Más fallecidos por el COVID 19