Spiriman deberá pagar por insultos “reiterados y variados” a Susana Díaz

La Audiencia de Granada confirma la primera sentencia emitida contra el famoso médico Jesús Candel, que deberá abonar 2.500 euros a la expresidenta andaluza

La Audiencia de Granada ha desestimado el recurso presentado por el médico Jesús Candel Spiriman, uno de los impulsores de las movilizaciones contra las reformas y los recortes sanitarios en Andalucía, contra la sentencia que lo condenó por injurias al pago de una multa de 6.480 euros y a indemnizar con 2.500 euros a la expresidenta andaluza Susana Díaz. 

La sentencia de la Sección Primera, contra la que cabe recurso de casación, mantiene la relación de hechos probados del fallo del Juzgado de lo Penal 6 de Granada y declara “no haber lugar” al recurso de apelación de Candel

Según la Audiencia de Granada, la “reiteración de insultos y su variedad”, además de las expresiones empleadas por el doctor, en distintas publicaciones en sus redes sociales “exceden, con mucho, de lo que el ámbito de la libertad de expresión ampara”. Para el tribunal, Candel no tuvo intención alguna de reforzar una crítica a la gestión sanitaria hecha por los entonces representantes de la Junta de Andalucía, “sino de mermar el honor y dignidad de los sujetos pasivos de sus expresiones”.

Sentencia

El fallo considera que se trata de un evidente delito de injurias 

“Si el legislador no hubiese tenido intención de penar hechos como estos no habría tipificado el delito de injurias”, indica la sentencia. 

El Juzgado de lo Penal 6 condenó al médico, según la sentencia ahora confirmada, como autor de dos delitos continuados de injurias con publicidad cometidos contra Díaz y el que fue viceconsejero de Salud Martín Blanco, a los que tendrá que indemnizar con 2.500 euros a cada uno. 

El fallo también absolvió a Candel de los otros dos delitos continuados de calumnias por los que fue juzgado el pasado 26 de junio, un juicio en el que Díaz declaró como testigo y por videoconferecnia desde Sevilla, testimonio en el que destacó el daño y la ofensa personal y familiar que le produjeron los insultos de Spiriman.

El médico reiteró sin embargo que los insultos a la expresidenta de la Junta tenían un cariz político, como crítica profesional y no personal, y que eran una “defensa” a un ataque previo de Díaz.

Vía: La Vanguardia

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

Ser actriz y directora de cine, los sueños de la ganadora de cortos sobre el Covid-19

Jue May 28 , 2020
Con 15 años esta alumna del San Francisco de Paula ha cosechado notables críticas de expertos en el arte audiovisual. Gana un concurso internacional de cortos sobre el Covid-19 «Siempre quise ser actriz», recuerda Karma Saad, la alumna del Colegio Internacional San Francisco de Paula que a sus 15 años se ha hecho […]