Los emisarios especiales de la Navidad en el Hospital de Valme

La planta de Pediatría reinventa sus actividades navideñas para hacerlas compatibles con el coronavirus

No todo el mundo pasa las Navidades en torno a una mesa repleta de comida para compartir con familiares y amigos, ni tiene la suerte de salir a comprar regalos para su gente. Las enfermedades no entienden de fechas ni de celebraciones y por eso la sanidad no cierra nunca y mucho menos en medio de la mayor pandemia mundial que se recuerda. Una crisis sanitaria que ha provocado el cambio de la organización asistencial en todos los centros hospitalarios con el objetivo de garantizar la seguridad frente al virus, pero que, ante una de las fechas más especiales, no impedirá que el espíritu navideño propio de esta época también llegue a la vida de los habitantes de los centros sanitarios.

El ámbito pediátrico es especialmente sensible en una época repleta de actividades y visitas navideñas para hacer más llevadera la obligada estancia hospitalaria. En el Hospital de Valme lo saben y, ante un momento excepcional y sin precedentes, el servicio de Pediatría ha organizado una programación navideña diferente que, a través de su adaptación a la situación actual, permite continuar acercando el espíritu navideño entre los menores y sus familias.

LA INICIATIVA ES POSIBLE POR LA ADAPTACIÓN DEL PLAN DE HUMANIZACIÓN A LOS PROTOCOLOS DE SEGURIDAD

La doctora Rocío Cordero es la supervisora que capitanea el servicio y destaca la «especial dedicación» de los profesionales con el objetivo de «preservar la humanización de la asistencia en un contexto sanitario complicado y en unas fechas tan importantes para que los pequeños continúen sintiendo la ilusión navideña, salvando las distancias de sus hogares y seres queridos».

La alternativa que ha llevado a cabo pivota en una mayor implicación de los profesionales sobre la organización y materialización de actividades de dinamización con los niños hospitalizados, compatibilizada con su actividad asistencial. La variedad de actos on line ha sido otra gran herramienta en tiempos de covid, a lo que hay que sumar la solidaridad de colectivos e instituciones que han querido colaborar con la donación de juguetes, tablets, tarjetas de felicitación, libros, material de manualidades y mensajes solidarios on line.

El equipo Papá Noel de la planta de Pedriatría del Hospital de Valme.
El equipo Papá Noel de la planta de Pedriatría del Hospital de Valme. / M. G.

De este modo, la habitual programación navideña cargada de actividades celebradas en la escuela, actuaciones infantiles, visitas de deportistas, recogida de cartas o las visitas de Papá Noel o la cabalgada de Reyes Magos del hospital han sido sustituidas por una programación especial en a que los propios profesionales de este servicio clínico se han convertido en ayudantes de los Reyes Magos y de Papá Noel, transformados en auténticos emisarios de la alegría navideña.

La originalidad de la iniciativa los ha llevado a crear dos equipos correspondientes a cada ala de la planta de Pediatría. De tal modo que enfermeros, auxiliares de enfermería, pediatras y celadores han conformado, por un lado, el equipo de los Magos de Oriente y, por otro, el de Papá Noel. Para ello, han realizado una cuidadosa encarnación de personajes alusivos mediante la personalización de sus uniformes. 

Cada día, siendo cuidadosos con las correspondiente medidas de seguridad, se encargan de visitar las habitaciones y la Unidad de Pruebas Funcionales para hacerle entrega a cada menor del Kit de Navidad. Contiene adornos para decorar la habitación, pasatiempos, juegos y material para participar en los concursos de tarjetas navideñas y mascarillas. Y, además, le proponen a los menores que elijan de entre los personajes de cada equipo a su favorito para que les entregue su regalo.

Niño hospitalizado leyendo desde su cama el mensaje navideño de otro menor enviado desde los colegios.
Niño hospitalizado leyendo desde su cama el mensaje navideño de otro menor enviado desde los colegios. / M. G.

Del mismo modo, desde el Aula Hospitalaria, sin actividad presencial por las restricciones de seguridad, también se han organizado diferentes actividades que contribuyen a la ilusión de días tan mágicos para los menores. Se está elaborando un cuento centrado en la Navidad con la participación de todos los niños hospitalizados, manualidades para decoración navideñas, crucigramas, mandalas, belenes individuales y también se ha impulsado el inicio de la elaboración de la carta de los Reyes Magos para depositarla en un buzón hospitalario.

Junto a la especial implicación de los profesionales y la potenciación de actividades de carácter virtual, fuentes del centro destacan la colaboración altruista y solidaria de diversos colectivos a través de la elaboración de adornos de Navidad, mensajes elaborados a modo de felicitación navideña, juegos y pasatiempos, además de mensajes virtuales con villancicos y tutoriales para manualidades. Son los casos del colegio Santa María del Valle y la Academia Gnius de Mairena del Aljarafe, el colegio Huerta de Santa Ana de Gines o la Iglesia Santa Ana y Rufina de Sevilla junto a la Parroquia de Los Remedios. 

Por su parte, Cruz Roja, Asociación Solidaria Acaye y la empresa Vivisol han donado juguetes junto a tablets y la Editorial A Publicar ha donado los primeros 20 libros de una nueva publicación infantil Poemas Terrorrísicos. La asociación Holored Estelar Star Wars ha enviado un vídeo dedicado a los menores hospitalizados y la Fundación Real Betis Balompié ha hecho entrega de juguetes y de libros de la mascota Palmerín.

Fuente: Diario de Sevilla

Redacción

Entrada siguiente

El Parlamento aprueba el mayor presupuesto andaluz de la historia

Jue Dic 24 , 2020
El Gobierno acepta 13 enmiendas de las 563 que se han presentado Los dos partidos del Gobierno y Vox han aprobado este miércoles en el Parlamento los Presupuestos de la Junta de 2021, que por primera vez contemplan un gasto superior a los 40.000 millones de euros. Con un crecimiento […]