La recuperación del templo de Trajano condiciona la candidatura de Itálica a Patrimonio Mundial

  • El catedrático de Arqueología José Beltrán Fortes propone el traslado del cementerio de Santiponce para incluir el edificio romano en las visitas
  • Estos restos fueron ya objeto de una «fallida restauración»

El catedrático de Arqueología de la Universidad de Sevilla José Beltrán Fortes, miembro del consejo asesor de la candidatura al Patrimonio Mundial del conjunto arqueológico de Itálica, ha reclamado una nueva «intervención» de calado en los vestigios del templo de Trajano o Traianeum, al tratarse del edificio que «justifica el entramado simbólico» de la ampliación urbana promovida por el emperador Adriano, sobre la cual gira la candidatura.

José Beltrán Fortes ha protagonizado una conferencia titulada Itálica en el Patrimonio Mundial. Sus valores arqueológicos, en el marco del IV Foro PermanenteItálica En-clave de Patrimonio Mundial, impulsado por el consejo asesor de la candidatura de dicho recinto arqueológico a la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

Mientras el consejo asesor de la candidatura prevé que en abril de 2021 finalice la primera fase de la confección del formulario de inscripción del enclave en la lista del Patrimonio Mundial, un documento «clave» para defender el proyecto ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el catedrático José Beltrán -según recoge Europa Press- ha dedicado su ponencia a pormenorizar precisamente los aspectos que «sustentan» las aspiraciones de Itálica a este reconocimiento y los ejes del formulario.

El nuevo urbanismo de Adriano

Beltrán ha recordado que el emperador Adriano promovió durante su etapa (117/38 de la era actual) «una transformación de la arquitectura y el urbanismo» de la antigua Roma, con la que marcó «un antes y después» en tales disciplinas. La ampliación urbanística que impulsó desde Itálica «plasma ese cambio en las formas de construcción y en el entendimiento del fenómeno urbano». Según este especialista, al antigua ciudad romana enclavada en Santiponce no sólo constituye un «ejemplo» de dicha transformación, sino que «se trata del único proyecto urbanístico estrictamente adrianeo de todo el Mediterráneo»

Junto a ello, la «excepcional riqueza del patrimonio arqueológico, escultórico, marmóreo y epigráfico» de Itálica representa otro de los «pilares sobre los que se sienta buena parte del valor universal» del recinto. En ese punto, el catedrático Beltrán Fortes ha precisado que en los «criterios obligatorios» que rigen a la hora de pujar por la declaración de Patrimonio Mundial, el enclave de Itálica «responde» directamente a tres.

Se trata, en primer lugar, del criterio para constituir «un ejemplo especialmente representativo de un conjunto arquitectónico», extremo conectado con el papel de Itálica como muestra del urbanismo promovido por Adriano. Además, cumpliría la condición de mostrar «un intercambio consistente de influencias» al representar «el ejemplo más singular en la etapa de Adriano, de esa especie de globalización o yuxtaposición entre corrientes orientales y occidentales», algo palpable, según Beltrán Fortes, en el «patrimonio arqueológico» rescatado de las ruinas de esta antigua ciudad romana. 

Y como tercer criterio directamente cumplido, ha señalado «la asociación o relación» del enclave con «un acontecimiento histórico», dado el papel de Itálica como cuna del emperador Trajano y como mínimo «patria de origen» de su sucesor, Adriano.

«Un objetivo difícil»

Pese al cumplimiento de tales criterios y de otras condiciones como la «integridad y autenticidad» de los vestigios, objeto en los últimos tiempos de diferentes intervenciones de mejora, Fortes ha admitido que el ingreso en la lista del Patrimonio Mundial «es un objetivo difícil».

Precisamente por ello, este catedrático de Arqueología ha puesto de manifiesto la «sombra» que a su entender sufre la candidatura de Itálica. En este sentido, ha advertido que «para que Itálica sea declarada Patrimonio Mundial, hay que hacer algo con el ‘Traineum'», el templo dedicado al culto de Trajano, que, a su juicio, requiere de «una necesaria intervención» que resuelva su «restauración fallida».

A este respecto, recuerda que la candidatura pivota sobre la ampliación urbanística promovida por Adriano y las «singularidades» arquitectónicas, históricas y arqueológicas de la misma, de la que el templo de Trajano fue el «primer edificio» de dicha ampliación en ser construido y fue el «hito central de la nueva ciudad» italicense

Casi 10.000 metros cuadrados

El Traianeum, de forma cuadrangular y casi 10.000 metros cuadrados de superficie, era «un santuario de culto imperial», cuyo «significado político y religioso determinaba la enorme ampliación» urbanística impulsada para Itálica por Adriano como sucesor de Trajano.

Pese a que los vestigios de dicho templo, muy fragmentados debido a los expolios sufridos a lo largo de los tiempos, fueron objeto de una «restauración fallida», el catedrático José Beltrán apuesta por «una nueva rehabilitación más apropiada», para incluir dichos restos en el circuito de visitas de Itálica. «Hay que actuar rápido y bien sobre ese edificio que justifica todo el entramado simbólico de la nueva ciudad adrianea», defiende el catedrático, que considera que es necesario plantear «el traslado del cementerio» de Santiponce, enclavado precisamente en el área de las ruinas del templo de Trajano.

Fuente: Diario de Sevilla

Redacción

Next Post

Inquietud en el Hospital de Osuna ante una situación "realmente crítica" en el centro

Sáb Nov 14 , 2020
Sindicatos y profesionales alertan del colapso con «muy pocas camas libres para hospitalización» y con las UCI «al 150%» de ocupación Hacen un llamamiento a la responsabilidad ciudadana Cinco meses. Ese es el tiempo que ha necesitado la provincia de Sevilla desde que se acabó el estado de alarma hasta […]