La Atención Primaria en Andalucía alerta del colapso si no amaina la segunda oleada de Covid

La demanda genera demoras de varios días en las citas y la atención telefónica, mientras la plantilla está desbordada por el rastreo de los brotes

La segunda ola del coronavirus está a punto de descoser las costuras de la Atención Primaria en Andalucía. Ni los refuerzos del Plan Verano, que según la Consejería de Salud marcaron un máximo histórico en la plantilla de la sanidad pública andaluza en agosto, con 118.179 trabajadores, ni la organización de los centros para reducir consultas presenciales han logrado evitar que los usuarios hagan cola ante los centros de salud, que se lleven días esperando cita o una simple consulta telefónica y que los profesionales se declaren ahora «cansados», «saturados», «bajo mínimos» y más que preocupados por la tendencia ascendente de los contagios por coronavirus después de que se haya roto la frontera del millar de nuevos casos cada día

 en la comunidad. Y no ha llegado el temido otoño.

Tras una primavera que tensionó a todos los hospitales andaluces, el verano era la prueba de fuego para la Atención Primaria, encargada del seguimiento de brotes. La pandemia condicionó un cambio del sistema para asegurar el mayor nivel de seguridad y la prestación del servicio sanitario. Esto obligaba a mantener un doble circuito de atención en los 1.516 centros de salud que han abierto cada mañana sus puertas, todos los de la comunidad. Por la tarde han funcionado 239 de los 425 que tienen ese horario durante el resto del año. Médicos y personal de enfermería se enfrentaban a otra forma de trabajo en la que han tenido que combinar consultas presenciales y telefónicas, telemedicina, visita domiciliaria, gestión de la agenda, el rastreo de brotes, la realización de pruebas y la coordinación de atención a los centros sociosanitarios… a lo que ahora se sumará la atención a centros escolares. 

El resultado lo resume la delegada de Atención Primaria del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Ana Gómez: «La sensación es de saturación y de colapso. Los profesionales están a tope. Haciendo unas pocas personas el trabajo de muchas». Gómez achaca buena parte de la sobrecarga a las labores de rastreo, considera insuficiente el número de rastreadores. «Ya se trabajaba antes de la pandemia bajo mínimos. Ahora además nos han sumado la labor de rastreo. Si eso no va acorde con la inversión humana y tecnológica, esto no funciona. Requiere de una solución urgente».

Salud encomendó la tarea de rastreo a la enfermería de Primaria y para responder al reto incrementó en un 14 por ciento la partida para dotar al Plan Verano de más profesionales para garantizar la vacaciones de cuantos se fajaron en la primera oleda de la pandemia. Las contrataciones han llegado al límite porque finalmente se agotaron las bolsas de facultativos y de enfermería en la mayoría de las provincias, explica Diego Vargas, director general de Asistencia Sanitaria y Resultados de la Consejería de Salud.

Pero la carga laboral se ha hecho mastodóntica, como refiere José Sánchez, del sindicato de Enfermería Satse. «La plantilla ha tenido que asumir progresivamente más competencias. La atención domiciliaria y urgente se incrementa cuando el médico de familia tiene una lista de espera de hasta dos semanas. En muchos casos se está obligando a los profesionales de Enfemería a encargarse de controlar el acceso a los pacientes a los centros de salud, abocándolos a sufrir directamente las consencuencias del malestar de los usuarios e incluso las agresiones de pacientes que esperan largas colas para ser atendidos y que han desistido de llamar al centro por teléfono porque es imposible». Sánchez considera que existe un déficit de 4.000 profesionales de enfermería en Primaria para alcanzar la ratio de un profesional por cada millar de habitantes.

Colas en el centro de salud Levante Sur de Córdoba
Colas en el centro de salud Levante Sur de Córdoba – Rafael Carmona

Siete días de espera 

Desde la Consejería de Salud, tal como ha hecho públicamente el consejero esta semana, se admiten los retrasos, si bien refieren «demoras heterogéneas» en cuanto a consulta médica presencial. La media provincial es de 24-52 horas y sólo un 8 por ciento de los distritos están por encima.

El distrito más afectado es el Metropolitano de Granada, donde la demora se eleva a siete días. Hay problemas también en Málaga Norte y Costa del Sol y en Almería Norte, donde la consulta puede tardar de dos a tres días, según Salud. En todos estos distritos la atención teléfónica puede demorarse de siete a díez días.

Los problemas para prestar una atención teléfonica rápida es otra de las claves de la situación de saturación. Es la medida más importante para evitar aglomeraciones en los centros sanitarios y no convertirlos en vectores de contagios. Hasta el 23 de agosto se habían atendido en Andalucía 9.961.876 consultas telefónicas. En el mismo periodo del año anterior, explica el director general de Asistencia Sanitaria, se realizaron 294.772 consultas de este tipo.

Actualmente la atención telefónica tiene una demora media provincial de 3 a 6 días. Sólo el 16,66% de los distritos sanitarios supera los tres días de espera máxima, una situación que Diego Vargas espera que cambie en breve en función de la incorporación de los profesionales que terminan su periodo vacacional.

Cuando Salud no responde

El problema se incrementa cuando esta demora confluye con la que sufre el servicio de Salud Responde que, además de encargarse de la gestión telefónica y telemática de las citas de Atención Primaria entre otros treinta servicios, asumió la información telefónica a pacientes con sospecha de sufrir Covid-19.

«Si te has contagiado del Covid-19 te atendemos de lujo, pero si no…». La fuente de Salud Responde consultada por este diario aclara que la prioridad a las consultas cuyo eje es la pandemia han generado una merma asistencial de tal calado que ahora la presión se deriva hacia los centros de salud: «Como a los usuarios no los atendemos nosotros, los llaman a ellos. Y como tampoco los atienden por teléfono, la gente acude en persona».

Salud Responde no gestiona ya las citas de especialistas, las vacunas, la atención al niño sano… Sí, en cambio, las citas con los médicos de cabecera, pero la demora en la atención es tanta que los usuarios deciden telefonear directamente a los centros de salud. Con idéntico éxito, según asegura uno de los teleoperadores del centro de Jaén que gestiona al días más de 17.000 llamadas con una demora media de diez minutos. Salud anunció este viernes un incremento del servicio en más de 5.325 horas mensuales y la incorporación de un nuevo call center automatizado con 60 canales capaz de gestionar 140.000 llamadas semanales.

La consulta telefónica constituye un cambio de hábitos para usuarios y médicos. La doctora Ana Gómez asegura que «hay directrices desde arriba para que la atención telefónica sea del 60 por ciento y 40 por ciento la presencial». Por eso respalda con matices este medio y siempre que en su uso impere el sentido común.

El Servicio Andaluz de Salud va a seguir potenciando las consultas telefónicas, telemáticas y la atención domiciliaria para evitar desplazamientos innecesarios de la población a los centros asistenciales. Desde la Consejería se asegura que habrá un refuerzo de profesionales en horarios de mañana y/o tarde en aquellos centros de atención primaria con mayor afluencia y se adaptara las agendas de los profesionales «al nuevo modelo de gestión asistencial, a la situación epidemiológica local y las necesidades detectadas en población de referencia». Todo con tal de sostener el sistema de Primaria, cuya fortaleza, a pesar de todos los inconvenientes y circunstancias, se resume en un dato incontestable: las urgencias hospitalarias han sufrido este verano una reducción entre el 20-35% respecto al año anterior.

Fuente: ABC

Redacción

Entrada siguiente

El Festival Cultura con Orgullo (FOC) llena Sevilla de teatro, exposiciones y proyecciones

Dom Sep 6 , 2020
La sección teatral a concurso por el Premio Nazario incluye las obras ‘Perfecta’, ‘La Puñalá’, ‘Vierdingo’, ‘El Evangelio de Van Gogh’ y ‘Puños de Harina’ La exposición ‘Te quiero…’ inundará el Espacio Santa Clara como la mayor muestra de temática gay, lésbica y trans que se ha organizado en Andalucía Sevilla acoge, […]