Javier Imbroda: «El riesgo cero no existe, habrá casos de coronavirus en los colegios seguro»

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, insiste en que siempre ha defendido las clases presenciales y la vuelta al colegio en septiembre. Es algo que pidió al final del complicado tercer trimestre del pasado curso y lo mantiene ahora, a días de que arranquen las clases. Asegura que estos tiempos tan complicados le han hecho ver, como cuando dirigía equipos de baloncesto en el deporte profesional, quiénes dan un paso al frente y quiénes se quitan de en medio cuando llega la presión.

El jueves se reunió con el Ministerio de Educación y las demás comunidades para trazar un plan común sobre la vuelta a clase, ¿qué tal fue el encuentro? ¿Hay sintonía?

Fue bien en líneas generales. El Gobierno de España, las 17 comunidades y las dos ciudades autónomas hemos coincidido en que la vuelta a clase tiene que ser una realidad y que ha de ser presencial. No ha habido ningún tipo de fisuras en esto. Ahora nos queda matizar cuestiones de seguridad porque los protocolos que desde la Consejería de Educación enviamos el 6 de julio a los centros educativos son protocolos vivos, cambian en función de cómo evoluciona la pandemia. Por ejemplo, hasta hace mucho las mascarillas no eran necesarias en casi ninguna situación y, fíjese, ahora son obligatorias. Hay que ir adaptando y perfilando todos los protocolos. Desde Andalucía hemos querido aportar matizaciones al documento del Ministerio y confiamos en que se recojan en el plan definitivo. 

¿Nota una actitud distinta entre el PSOE que está en el Gobierno central y el de Susana Díaz, que hace oposición en Andalucía?

La diferencia entre el Gobierno de España y el PSOE de Andalucía es abismal. Que yo tenga que leer que Susana Díaz diga que hay que bajar la ratio… Qué pena y qué lástima, que ella no ha tenido tiempo cuando era presidenta de la Junta. Ni lo tuvo el PSOE andaluz en los casi 40 años de Gobierno socialista en Andalucía. No debieron tener tiempo si se miran las infraestructuras educativas tan maltrechas que dejaron. Además, el Gobierno de España nunca ha hablado de ratio. Son dos discursos opuestos. Ya que el PSOE de Andalucía no va a ayudar, al menos, lo que le pido es que no estorbe. Las comunidades estamos alineadas con el Ministerio de Educación, cada uno con sus realidades, porque no es lo mismo Andalucía que Asturias, por ejemplo. 

¿Andalucía se va a adherir al protocolo del Ministerio de Educación de vuelta al colegio que han pactado las comunidades con el Gobierno central?

Sí, nos vamos a adherir. Aunque hemos pedido algunas aclaraciones sobre la financiación para el 2021. El fondo que nos ha trasladado el Ministerio a las comunidades de 2.000 millones es solo para 2020 y los cursos no son en años naturales. Les hemos pedido que contemplen también el año próximo.

¿Cuánto dinero haría falta?

No lo tenemos cuantificado. Pero nos gustaría que hubiera una aportación extraordinaria desde enero hasta junio. Hace falta refuerzo docente, material, limpieza, reformas, material higiénico-sanitario… Quitando eso estamos totalmente alineados con el documento del Ministerio. 

Se ha abierto la posibilidad de clases semipresenciales, ¿a quiénes irán dirigidas?

Lo estamos hablando con los sindicatos. Sería para la Educación post-obligatoria, para Bachillerato y Formación Profesional. El Ministerio de Educación lo abre hasta 3º y 4º de la ESO, aunque también nos dice que debe haber la mayor presencialidad posible.

¿Qué se ha aprendido estos meses de pandemia?

En esta crisis hay dos cuestiones que han quedado claras: que la presencialidad es fundamental y que el docente es insustituible.

Pero la tecnología sí puede ayudar a la tarea del profesor, ¿no?

Sí, la tecnología es genial pero para cuando hay un confinamiento parcial, por ejemplo en una clase o un centro entero. Eso puede ocurrir, hay que ser honestos porque el riesgo cero no existe y los alumnos pueden usar esas herramientas para no descolgarse de sus enseñanzas. Pero sobre todo la tecnología nos sirve para cambiar el marco meteorológico en la docencia, mejorar la calidad educativa de Andalucía y hacer una transformación educativa. Los medios tecnológicos son herramientas a disposición de los docentes igual que ponemos a su disposición un bufé libre tecnológico con la plataforma de la Junta, Moodle y, además, las de Google y Microsoft, para que los profesores elijan cuál quieren usar. Queremos aprovechar todo esto y transformarlo en una oportunidad histórica para hacer esa transformación digital pero no para sustituir lo presencial sino para incorporar lo tecnológico. 

¿Qué inversión ha hecho la Consejería para el nuevo curso?

Fuimos la primera o la segunda comunidad de España que tuvo listo un plan a la espera de los protocolos de Salud que van cambiando según evoluciona la pandemia. La comunidad de Madrid lo hizo hace dos días. Hemos invertido 600 millones de euros en la contratación de 8.000 profesionales este curso. Ahí va incluido personal de limpieza, docentes, personal de Educación Especial, la dotación tecnológica, obras de adecuación de los centros…

Esa dotación tecnológica, ¿tiene que ver con los alumnos que no tienen ordenador para seguir clases telemáticas?

Sí, hemos hecho un trabajo de localización por nombre y apellidos de todos los alumnos que se desconectaron durante el confinamiento y la razón por la que no pudieron seguir las clases. Sabemos que fueron 90.000 alumnos. Puede parecer una barbaridad pero sobre el total de alumnado que tiene Andalucía, que roza los dos millones de estudiantes, es en torno al 4 por ciento. Pero aunque fuese uno solo, nos parece una barbaridad porque no queremos dejar a ningún niño atrás. De esos 90.000 estudiantes, 30.000 se desconectaron porque no tenían ordenador. Para ayudar a quienes no tienen esos medios hemos comprado 150.000 dispositivos digitales desde la Consejería y otros 180.000 en colaboración con el Ministerio de Educación. En total, son 330.000 dispositivos digitales que estarán a disposición de los centros. Empezarán a llegar desde este mes de septiembre y octubre. 

¿Qué le diría a unos padres que no quieren mandar a su hijo clase por miedo a los contagios de coronavirus?

Yo lo único que le puedo decir es que entiendo el temor o la inquietud. Todos lo tenemos, yo también soy padre. Les diría que se está trabajando muchísimo para que la vuelta sea segura, pero también hay que ser honestos. No hay riesgo cero como no lo hay en ningún sitio. Ni en el ámbito familiar, ni en la playa, ni en la calle. El virus no está en el colegio, va a venir de fuera y se va a meter en el colegio. Va a haber casos, seguro, así nos lo dice Salud. Y para eso va a haber un coordinador Covid. Y luego estarán las autoridades sanitarias, quienes decidirán si se cierra una clase o todo el colegio y cuánto tiempo.

Imbroda
Imbroda – ABC

¿La mascarilla va a ser obligatoria?

Será obligatoria para todos los mayores de seis años. Ahora bien, en Andalucía vamos a crear grupos de convivencia escolar. Eso puede ser una clase o varias juntas, alumnos que solo se van a relacionar entre ellos. Ellos sí podrán estar sin mascarilla porque no interactúan con nadie. Estarán ellos apartados en el patio, en el comedor, en los pasillos… Cuando estén en clase podrán no llevar mascarilla y si se cruzan por el centro con otros grupos de convivencia, ahí sí tendrán que ponerse la mascarilla. 

Pero, ¿qué pasa cuando salgan del colegio? ¿Seguirán aislados?

Entonces puede que tengan relación con otros niños. Es muy complicado aislar a los niños. Lo que pretendemos es que el colegio sea un entorno controlado para hacer más fácil la trazabilidad de los casos si ocurre un contagio a un niño o a un docente.

¿Entonces las familias tendrán que cumplir ese grupo burbuja fuera del horario escolar?

Lo que pedimos es responsabilidad a todo el mundo, no solo en el colegio. Los docentes son docentes, no sanitarios, no pueden estar controlando cuestiones sanitarias. Pedimos responsabilidad también a las familias, que tendrán que hacer lo que han hecho toda la vida de Dios, ver si el niño está bien o no a la hora de mandarlo al colegio cada mañana. 

Pero si un niño se pone malo y hay que cuidarlo en casa, harán falta ayudas, ¿Se está trabajando en las medidas por la conciliación?

Sí, son medidas que se habían escuchado de parte del Ministerio. Si hay que mandar a casa a una clase o a todo un colegio, dependiendo de la edad, puede que tengan que quedarse a cuidarlos en casa, claro. Hay que buscar la conciliación, claro, pero para eso hace falta financiación. Es compleja la situación, pero es que estamos en una situación compleja.

Le han pedido un aumento de plantilla superior al comprometido, algunos sindicatos han llegado a hablar de hasta 50.000 profesores más. ¿Comparte esas cifras? 

Vamos a incorporar a más de 6.000 el próximo curso. Les pedí a las organizaciones sindicales, que son fundamentales, que por favor estuviéramos todos a la altura de las circunstancias excepcionales que vivimos. Pedir 50.000 nuevos profesores… en fin, ¿Por qué no 70.000? ¿O 100.000? Les pedí que me dieran propuestas razonables que pudiéramos estudiar. Somos de las autonomías que más docentes han puesto para este curso proporcionalmente.

¿Le preocupa el impacto de la temporada de gripe en las aulas, que se puede juntar con el coronavirus?

Lo que me preocupa es el alarmismo. Sobre la gripe es que no hay nada claro. Ayer me comentaba un médico que este año se esperaba menos gripe por las medidas higiénico-sanitarias que se toman por el coronavirus. En todo caso, con lo que yo tengo encima, tengo bastante como para opinar de cuestiones científicas. Yo lo que confío es que los científicos nos hablen sin alarmarnos. Es como en el deporte, que todo el mundo sabe de fútbol. Y ahora todo el mundo sabe de colegios y de medicina por haber leído tres noticias. Es muy temerario estar opinando a la ligera de todas estas cuestiones.

Un colegio de Sevilla ha puesto mamparas en los pupitres de sus alumnos, ¿Es un ejemplo a seguir?

¿Quién le dice a Educación qué hay que poner en los colegios? Salud. A mí las autoridades sanitarias no me han dicho que ponga mamparas en las aulas. Me han dicho que haya metro y medio de distancia y si no lo hay, que se use mascarilla. O, si se crea un grupo de convivencia escolar, que cuando estén en clase no tienen que llevar mascarilla. Agradezco mucho la labor de los ayuntamientos, pero esto no lo ha recomendado nadie.

Habla del papel de los Ayuntamientos, ¿cómo se van a involucrar en el curso académico?

La colaboración con los ayuntamientos es fundamental a la hora de poner un perímetro de seguridad para la entrada y salida del colegio. Ojalá los padres puedan dejar a los niños a dos calles del centro y que ellos vayan solos andando para evitar aglomeraciones. Pero sé que en ciertos lugares eso es muy complicado porque el centro escolar esté en una avenida principal que no se puede cortar, por ejemplo. Hemos pedido también espacios a los ayuntamientos para que los cedan y cuiden para los colegios y puedan usarse para los alumnos. En esto entran los equipos directivos, que nos tienen que decir qué espacios quieren que solicitemos porque son los que conocen si hay parques o zonas usables. 

¿Cuándo se va a cerrar un colegio entero? ¿Con cuántos casos?

Quién soy yo para decidir eso. Eso lo va a decir las autoridades sanitarias. Ellos será quienes decidan quiénes se mandan a casa y cuánto tiempo. O si hay que cerrar un centro entero. Si se cierra el colegio, un aula, una parte del instituto, yo voy de la mano de la Consejería de Salud y del Ministerio de Sanidad. Igual que han dicho en las residencias de mayores si había o no visitas o si se cerraban del todo.

Los directores entonces no tendrán responsabilidad sobre cuestiones sanitarias…

¿Quién ha dicho que los directores son responsables de una cuestión sanitaria? No es así, no son responsables de ningún contagio. El curso pasado desgraciadamente murieron dos niños en centros escolares de Andalucía. ¿El director fue el responsable? Claro que no. El equipo directivo no puede ser responsable de una fatalidad. En los centros habrá un coordinador Covid en contacto con el centro de salud de referencia donde habrá sanitarios que decidan qué hay que hacer en cada caso. Además se les va a dar formación sobre coronavirus a los profesores. 

Desde la oposición se les ha acusado de llegar a la vuelta a clase a última hora…

En Andalucía llevamos trabajando muchos meses, desde el tercer trimestre del curso pasado, que fue de locura. Entonces hubo una formación telemática que además tuvo una gran aceptación general. Luego abrimos los colegios y en junio y julio tuvimos miles de alumnos en las aulas en la Selectividad. Queremos transmitir un mensaje de tranquilidad. Hemos ido de la mano de Salud e informando a todos. ¿Que si hemos ido tarde? Hemos tenido que ir esperando también a ver qué decía el Ministerio de Sanidad.

Fuente: ABC

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

Edificios históricos abandonados en Sevilla: cuatro meses para acabar con un atasco de 20 años

Dom Ago 30 , 2020
El nuevo curso político que se abre en septiembre es decisivo para desbloquear Altadis, la Gavidia, San Hermenegildo y el Mercado de la Carne Ahora o nunca. Esta semana arranca un nuevo curso político que marcará el futuro de una de las grandes asignaturas pendientes de Sevilla como es la recuperación de los […]