Los colegios de Andalucía tendrán enfermera, pero por teléfono

La nueva figura de la sanitaria en los colegios no desarrollarán un papel asistencial ni presencial

Sin labor asistencial ni presencial, gestionando por teléfono la activación del protocolo ante un caso de posible contagio y en horario de mañana, así van a ser las atribuciones de la nueva enfermera escolar que pretende implantar la Junta de Andalucía de cara al inicio del curso, fijado para la primera quincena de septiembre.

Según el protocolo de actuación del referente Covid-19 en los colegios de la Consejería de Salud y Familias, al que ha tenido acceso este periódico, la tarea de esta enfermera referente es ser «persona de contacto e interlocución» entre el centro de salud y el centro escolar de forma telefónica y «en horario de disponibilidad de lunes a viernes de 8.30 a 14.30 horas».

Visita de presentación

Igualmente, el citado protocolo aclara que esta figura «no tendrá labor presencial ni asistencial en el centro escolar» a excepción de «una primera visita de presentación al equipo directivo de sus colegios asignados» y«eventualmente» a petición suya al claustro o al AMPA. 

De esta manera, ante un caso con síntomas en uno de los colegios asignado, la enfermera o enfermero referente Covid se limitará a informar de esta circunstancia al centro sanitario de referencia, facilitando los datos del alumno afectado, y a partir de ahí se encargará de gestionar la puesta en marcha de la encuesta epidemiológica del menor y articular la cita con el pediatra o con el médico de familia. De esta manera, la nueva figura tendrá una mera labor de interlocución brillando por su ausencia la labor asistencial y de prevención propia de un profesional sanitario.

Estas tareas son «insuficientes» para el Sindicato de Enfermería, Satse, que recalca que para asegurar una reanudación segura del curso escolar «es necesario contar de manera presencial con enfermeros en los centros educativos» toda vez que son los profesionales sanitarios los que, «por conocimientos, competencia y cualificación, garantizan la mejor respuesta a las necesidades asitenciales y de promoción de la salud en los colegios». 

Responsabilidad

Continuando esa línea, Satse recalca que «lo ideal» es que al primer indicio de síntomas en un alumno (fiebre, dolor de cabeza, tos, etcétera) es la presencia directa de, «al menos», un enfermero en cada centro escolar lo que evitaría que sean los miembros de la comunidad educativa «a quienes se les cargue con la responsabilidad de alertar y vigilar» ante los posibles casos que vayan surgiendo en el alumnado.

Con todo, queda por comprobar si una gestión sustancialmente telefónica y en horario matutino será lo suficientemente efectivo para poder velar porque se cumplen las medidas de prevención y hacer frente a un posible brote en un centro educativo.

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

La Fiebre del Nilo llega a Sevilla capital

Mié Ago 26 , 2020
Uno de los casos del virus detectado se localizó el pasado 19 de agosto en el barrio de Sevilla Este. En las últimas 24 horas la cifra de afectados suma tres nuevos detectados, llegando a un total de 45 Un total de 45 personas, tres más que en las últimas 24 horas, […]