División entre los comerciantes de Sevilla por el Plan Respira

Los empresarios del Centro se desvinculan de la patronal, que apoya a Espadas

Los comerciantes del Centro de Sevilla rechazan de plano el nuevo Plan Centro que ya ha comenzado a tramitarse por parte del gobierno municipal. La Federación de Comercio y Servicios del Centro de Sevilla (Alcentro) se desvincula de las declaraciones que hizo en ABC ayer el presidente de la patronal (Aprocom), Tomás González, que defendía las restricciones de acceso al Casco Antiguo mediante un sistema de cámaras ya que, a su juicio, no supondrían ningún perjuicio para el sector.

El portavoz de Alcentro, Guillermo Caballero, tildó de «disparate» el proyecto «Sevilla Respira» del PSOE y se mostró sorprendido por las palabras de González, «que no reflejan la realidad ni el sentir de los comerciantes del Centro».

Para entender esta división, Guillermo Caballero explica que Aprocom es una asociación provincial y, dentro de ella, se encuentran federadas otras entidades sectoriales como Alcentro, que lucha por los intereses del centro comercial abierto del casco histórico. «Los asociados de Aprocom con negocios en el Centro de Sevilla son testimoniales», aseguró Guillermo Caballero a ABC, que se declara como el interlocutor válido con el Ayuntamiento para discutir este asunto.

De esta forma, los comerciantes del Centro quieren hacer ver su postura histórica respecto de las restricciones de acceso: «Estamos de acuerdo con que se apliquen siempre y cuando se ejecuten previamente las medidas paliativas», indica el portavoz de esta asociación. Caballero insistió en que estas medidas «son la verdadera deuda histórica que se tiene con la ciudad, por encima de la cuestión ecologista». «Las políticas urbanísticas del siglo XX —añadió— conllevaban la construcción de muchas plazas de aparcamiento subterráneo y la red de metro, pero Sevilla no tiene ni una cosa ni la otra». En su lugar, considera que el transporte público por autobús es «manifiestamente mejorable, como se está demostrando en estos tiempos en los que el Covid ha causado el rechazo de buena parte de la población, que tiene miedo a usarlo, y eso contribuye a la poca accesibilidad que está teniendo en estos días el casco histórico».

Por ello, los comerciantes reclaman que, para incorporar «las normas urbanísticas del siglo XXI —medio ambiente, peatonalizaciones y bicicletas—, primero tenemos que desarrollar las del siglo XX, que son las que nos han hurtado a los sevillanos». Y, así, piden que la hoja de ruta pase primero por desarrollar esas medidas paliativas y, después, las restrictivas con el vehículo privado. «Si no, no estaremos de acuerdo con ningún Plan Centro», afirmó el portavoz de Alcentro.

La postura de Cabrera

La asociación de comerciantes del Centro de Sevilla se ha mostrado también sorprendida con el cambio de discurso del delegado de Movilidad, Seguridad y Fiestas Mayores, así como del Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera. «Lleva cinco años comprándonos este discurso, mostrándose a favor siempre de que hasta que no haya alternativas no se lleven a cabo las restricciones de acceso. Ahora resulta que, de buenas a primeras, el alcalde con sus socios (Podemos) llega a un acuerdo presupuestario cuya principal exigencia es imponer el Plan Respira».

Caballero se pregunta «cómo queda la figura de Cabrera después de todo lo que hemos escuchado de nuestro delegado, del que tenemos un altísimo concepto, y que resulta que nada era cierto». Por ese motivo cree que el cambio de rumbo sobre este asunto es un «flaco favor» que le hace el Ayuntamiento al delegado», que ahora defiende la instauración del sistema de controles de acceso al núcleo histórico de la ciudad.

«El PlanRespira será mucho más flexible que el Plan Centro»

El Ayuntamiento de Sevilla, que iniciará en breve la licitación de las cámaras de seguridad que controlarán los accesos al Casco Antiguo aclaró ayer a ABC que «el Plan Respira —como se ha denominado al proyecto de restricción al tráfico del Centro por el gobierno del socialista Juan Espadas— no es el Plan Centro». De esta forma, fuentes municipales aseguran que el nuevo proyecto «será mucho más flexible y adaptado a las distintas necesidades de los residentes y los establecimientos comerciales» que el que desarrolló el exalcalde Alfredo Sánchez Monteseirín. Por ello, el Consistorio se ha reunido con representantes de ambos colectivos para ir lo más de la mano posible a la hora de instaurar un sistema que fracasó hace una década. 

Por otro lado, estas mismas fuentes explicaron que el Plan «Sevilla Respira» no conllevará una reducción de las plazas de aparcamiento que existen en otros momentos. «La capacidad de estacionamiento será la misma, lo que sí se conseguirá es una mayor facilidad para que aparquen los residentes y los comerciantes del casco histórico», indicaron. Asimismo, dejaron claro que «la limitación de accesos no está condicionada por la existencia o no de más plazas de aparcamiento subterráneo, ni a la inversa», algo que son «cuestiones distintas y que no están vinculadas».

Fuente: ABC

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

El Defensor del Pueblo, preocupado por el control del Covid en inmigrantes, del que Sanidad se desentiende

Jue Ago 13 , 2020
Pregunta a cinco autonomías que medidas están tomando y en qué lugares hacen cumplir las cuarentenas Ante la inoperancia del Ministerio de Sanidad, que como ya informó el domingo este diario  se ha desentendido de la gestión encomendada a las autonomías de los inmigrantes en tanto posibles portadores de Covid-19, el Defensor […]