La tecnología más puntera se afianza en el Hospital de Valme

El centro renueva su unidad de Reprocesamiento de Endoscopia Digestiva con un innovador modelo de desinfección del material que garantiza los máximos estándares de calidad y seguridad

La inversión tecnológica en el servicio de Aparato Digestivo del Hospital de Valme ha posicionado a este centro sevillano no sólo como referente en la provincia sino también en toda Andalucía. El servicio ha renovado recientemente su unidad de Reprocesamiento de Endoscopia Digestiva con la más novedosa y puntera tecnología, convirtiéndose en el hospital del Sistema Sanitario Público de Andalucía con el modelo más innovador y la tecnología más moderna en este ámbito.

A esta unidad, formada por el equipo de Endoscopia Digestiva (cinco facultativos, cinco enfermeras y cinco auxiliares de enfermería) y liderada por la doctora Lourdes Grande, se suma ahora este nuevo equipamiento valorado en 250.000 euros y que, unido a una adaptación de espacios pormenorizada para cada fase del proceso, hace que este centro disponga de una unidad con los máximos estándares de calidad y seguridad del material endoscópico. Este equipo realiza anualmente un total de 9.000 procedimientos endoscópicos (4.000 gastroscopias y 5.000 colonoscopias) y para ello dispone de tres salas especializadas para estos procedimientos.

El Hospital de Valme se ha dotado de la más novedosa tecnología que incluye el proceso de limpieza, desinfección, esterilización, secado y almacenaje de los tubos endoscópicos; cuyas técnicas logran aunar la máxima seguridad del material empleado con el paciente, reduciendo riesgos asociados al reprocesamiento, y el incremento de la vida de los endoscopios.

SE CONVIERTE EN EL HOSPITAL ANDALUZ CON EL MODELO MÁS INNOVADOR EN ESTE ÁMBITO

La instalación de esta nueva tecnología incorpora una dinámica de trabajo automatizada de los procesos de lavado manual, que lleva pareja la reorganización del espacio para el reprocesamiento de los tubos endoscópicos. De ahí que se haya realizado una intervención arquitectónica para distribuir el espacio, con zonas bien diferenciadas de cada una de las fases para reducir contaminaciones cruzadas de endoscopios por contacto con superficies.

Zona de prelavado con la inclusión de sistema automatizado donde están presentes a la derecha la jefa de servicio de Aparato Digestivo, Dra. Lourdes Grande, acompañada por la supervisora, Mª José Garrido.
Zona de prelavado con la inclusión de sistema automatizado donde están presentes a la derecha la jefa de servicio de Aparato Digestivo, Dra. Lourdes Grande, acompañada por la supervisora, Mª José Garrido.

El nuevo modelo implantado incluye la trazabilidad de los tubos endoscópicos, permitiendo certificar la correcta desinfección y esterilización del material, más apremiante todavía en tiempos de Covid-19. A través de la trazabilidad, un registro informático identifica los técnicos en cuidados auxiliares que han realizado estas tareas en cada endoscopio, el paciente en el que se ha empleado, el profesional que lo ha utilizado y el equipo procesado.

Doble puertas del sistema de lavadoras que comunica de forma interior la zona de sucio con la de limpio para evitar contaminaciones cruzadas por contacto con superficies.
Doble puertas del sistema de lavadoras que comunica de forma interior la zona de sucio con la de limpio para evitar contaminaciones cruzadas por contacto con superficies.

Destacar, asimismo, que previo al proceso se ha instalado unos sistemas de prefiltrado y filtrado de agua con la finalidad de garantizar la calidad del agua. El ciclo inicial se corresponde con el prelavado, previo al reprocesado del material. Para ello, se ha creado un espacio pre-cleanning siguiendo las recomendaciones europeas de entidades de reconocido prestigio del sector. Esta fase consta de tres equipos de prelavado, cuya seguridad está reforzada a través de una barrera de doble puerta de los equipos y el acceso a los mismos por habitáculos diferentes. La doble puerta se comunica con el habitáculo contiguo donde están cuatro lavadoras de alta desinfección y un quinto equipo de esterilización, todos ellos ubicados en la zona calificada de limpio. Las lavadoras están homologadas según la Norma UNE-EN ISO15883-4, específica para este tipo de lavado. Estos aparatos innovan con el uso de ácido peracético, que permite conseguir a baja temperatura el lavado y la alta desinfección. Y también, de forma novedosa, la esterilizadora trabaja con procesador líquido a baja temperatura mediante peróxido de hidrógeno.

Armario de almacenaje especialmente equipado para larga duración de la desinfección de tubos endoscopicos.
Armario de almacenaje especialmente equipado para larga duración de la desinfección de tubos endoscopicos.

Una vez lavados y esterilizados de forma automatizada, los endoscopios pasan al proceso de secado y almacenaje en dos armarios preparados para ello. Su capacidad les permite albergar un total de 16 endoscopios que conservan las condiciones asépticas durante un máximo de 720 horas. Destacar también en este apartado la seguridad aportada con la incorporación de filtros HEPA H14, que garantizan los endoscopios descontaminados durante este tiempo. Este modelo zonificado se completa con un sistema de carros para el transporte de los endoscopios en los espacios definidos de limpio/sucio y aseguran el transporte en condiciones seguras.

La endoscopia gastrointestinal ha pasado de ser un mero procedimiento exploratorio y diagnóstico inicial a incorporar técnicas para biopsias, realizar pequeñas intervenciones (polipectomías) e incluso intervenir tumores (mucosectomías y disección submucosa). El carácter diagnóstico-terapéutico de la misma se basa en un material con una estructura compleja, tubos con canales y superficies internas que dificultan el acceso manual para la limpieza. A ello se suma la composición de su material, altamente sensible al calor, y cuyo reprocesamiento de un paciente a otro precisa de equipos especializados que no los dañen.

En esta renovación ha sido importante para alcanzar el ritmo de actividad anterior a la crisis sanitaria del Covid-19 la reorganización de las tareas asignadas al equipo de auxiliares de enfermería. De tal forma que, la dinámica de trabajo instaurada con el nuevo equipamiento, incluye la dotación de una auxiliar de enfermería más en el equipo de Endoscopia. Este refuerzo profesional se dedica al manejo del reprocesamiento del material endoscópico, liberando al resto de sus compañeras de esta tarea que se centran en la actividad de las salas donde tienen lugar los procedimientos endoscópicos con los pacientes. Como resultado, la actividad endoscópica se agiliza, permitiendo reorganizar las agendas con más pacientes y mayor actividad.

Mª José Garrido, es la supervisora del servicio de Aparato Digestivo, y asegura que la remodelación de la Unidad de Reprocesamiento Endoscópico ha permitido «optimizar» el uso de las salas de intervencionismo digestivo, además de aportar «las máximas cotas de calidad y seguridad en los procedimientos, un valor añadido en tiempos Covid-19». Destaca que como resultado de esta actuación de mejora, la unidad ha podido «recuperar de forma precoz el volumen de actividad que se desarrollaba previamente a la pandemia».

Profesionales de enfermería junto a las dos mandos intermedios, médica y enfermera, en la zona de limpio donde hay 4 lavadoras y una esterilizadora.
Profesionales de enfermería junto a las dos mandos intermedios, médica y enfermera, en la zona de limpio donde hay 4 lavadoras y una esterilizadora.

No es la única técnica de vanguardia desarrollada en el Valme. Además de la renovación de la Unidad de Reprocesamiento de Endoscopia Digestiva, también se ha actuado en las Salas de Endoscopia con la actualización tecnológica de los vídeo-procesadores y pantallas. Se han sustituido por equipo de última generación permitiendo mayor calidad de imagen, en formato de alta definición Full DD. De tal modo que durante la realización del procedimiento los endoscopistas disponen de una imagen con más resolución que aporta mayor precisión al diagnóstico.

Asimismo, se ha incrementado la infraestructura con una torre endoscópica móvil para urgencias, que se une a las tres fijas disponibles en las salas de procedimientos. Esta adquisición supone trabajar con un recurso más, equivalente a una cuarta sala, adaptado a casos de urgencia y también de aplicación en intervencionismo para quirófano.

La actuación llevada a cabo supone el aporte del grado máximo de excelencia a la Unidad de Endoscopia al optimizar sus estándares de eficiencia asistencial mediante la instalación de la tecnología más vanguardista existente en la actualidad, lo cual nos convierte en el primer hospital público andaluz que dispone de ella con el modelo organizativo más innovador», destaca Lourdes Grande.

Fuente: Diario de Sevilla

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

Decenas de personas sin hogar pernoctan a diario en la Plaza Nueva de Sevilla

Jue Jul 23 , 2020
Este espacio del corazón de la ciudad se ha convertido en el preferido de los indigentes para dormir. No hay ni un banco libre desde hace semanas La Plaza Nueva ya no tiene bancos libres para pasar la noche. Máxima ocupación. Durante la madrugada del martes pudimos contar hasta 32 personasdurmiendo […]