Vuelven a sus residencias los últimos enfermos del hotel Alcora

Se cierra así la instalación habilitada para acoger a los mayores de distintas residencias afectadas por el Covid-19.

Las diez últimas personas que permanecían en el hotel Alcora de Sevilla, habilitado para albergar a residentes diagnosticados de Covid 19, han superado el virus y han regresado este fin de semana a los centros de mayores de los que provenían.

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha recordado hoy que habilitó el pasado 27 de marzo este hotel para albergar residentes diagnosticados de Covid 19 que no podían ser atendidos con todas las garantías en sus residencias y ha subrayado que en este tiempo se ha atendido a 89 residentes: 24 hombres y 65 mujeres, procedentes de las residencias de Joaquín Rosillo, La Paz, Domusvi Santa justa, Fundomar Los Bermejales y San Pedro Nolasco.

Durante este tiempo, los residentes han realizado 1.639 llamadas a familiares y 281 videollamadas.

En total, 109 profesionales de SAMU, en colaboración con 22 profesionales de los centros sanitarios de proximidad: dos internistas del Hospital de San Juan de Dios de Bormujos y 20 médicos y enfermeras del Distrito Sanitario de Atención Primaria Aljarafe Sevilla Norte han participado en la atención sanitaria de los residentes.

Este centro habilitado ha contado con cinco salas medicalizadas y boxes de cuidados intensivos y se han puesto en marcha distintos circuitos específicos de coordinación asistencial para facilitar una atención sanitaria integral que han incluido vigilancia intensiva con soporte ventilatorio y hemodinámico, radiología, analítica y ecografía.

Los residentes han contado con un sistema de preparación de medicación en unidosis que ha garantizado la seguridad y la trazabilidad de los fármacos por parte de la unidad de farmacia del Hospital San Juan de Dios de Bormujos y la Unidad de farmacia del distrito sanitario de Atención Primaria de Sevilla Norte Aljarafe.

A esto hay que sumar un seguimiento epidemiológico estrecho, un equipo de fisioterapia general con especial atención al soporte ventilatorio, una unidad de nutrición para soporte especifico de residentes, apoyo y protocolos específicos para aquellas personas cuya situación clínica ha desembocado en condiciones de paliatividad, apoyo psicológico especializado, y sistema de videomonitorización continua de todas las camas.

También se ha contado con la presencia continua de un oficial de seguridad biológica para asegurar cada proceso de vestido y desvestido de los equipos de protección y una unidad de descontaminación.

Vía: Diario de Sevilla

Redacción

Deja una respuesta

Entrada siguiente

Pautas para combatir los trastornos del sueño durante el confinamiento

Lun May 4 , 2020
El estrés, la ansiedad y la incertidumbre son las principales causas que alteran la calidad del sueño Los expertos recomiendan limitar la siesta a 20 minutos, recibir 2 horas de luz solar al día y evitar el uso excesivo de los dispositivos móviles El confinamiento ha alterado el día a […]