Hostelería, por Miguel Ángel Ruiz Anillo

La semana pasada les escribía acerca de esa nueva costumbre que se está implantando en nuestras ciudades que es el brunch. Hoy, vuelvo a hacer referencia a la hostelería de nuestras ciudades pero esta vez desde una perspectiva positiva en cuanto al comportamiento de este tipo de establecimientos con motivo de la pandemia que estamos viviendo.

Uno de los sectores más castigados por el coronavirus lo ha sido el sector de la hostelería. Es, sin duda, donde más se ha resentido económicamente lo que estamos sufriendo con el COVID-19.

Llegaba a esta reflexión mientras desayunaba en un bar y veía las múltiples medidas de seguridad que se estaban adoptando por el mismo en beneficio de los clientes y de los propios trabajadores.

Ha sido, sin duda, un sector de la economía que ha sido señalado como causante de los brotes y, como todo en la vida, no es nada justo generalizar sobre el posible incumplimiento de algunos establecimientos a todo el conjunto del sector. Es decir, es posible que haya habido excesos, incumplimiento de las medidas de seguridad o de distanciamiento de los clientes pero eso no debe implicar una criminalización de todo un sector importante que genera empleo y riqueza al conjunto de la sociedad.

Me consta, tal y como he podido comprobar hoy, que la inmensa mayoría de empresarios cumplen con sus obligaciones, incluso aunque estas conlleven un desembolso económico importante. 

El coronavirus ha generado negocio en determinados aspectos. Ya lo estamos viendo con la confección de mascarillas. También a nivel empresarial, con la fabricación de mamparas o la venta de desinfectantes. Es ahí donde los establecimientos de hostelería están teniendo gastos importantes.

El sector de la hostelería reclama medidas económicas, sociales y de dinamización a las Administraciones Estatal, Autonómica y Local. Se tiene que apostar desde lo público por incentivar los diferentes sectores económicos privados que se ven afectados por la crisis que estamos sufriendo. Me consta que se hace en algunos sitios como sucede en nuestra Comunidad Autónoma pero lo que reclama el sector es tener facilidades y que no se le criminalice por su actividad.

Pero también como ciudadanos debemos estar concienciados a la hora de tomar nuestras propias normas de seguridad. Una inmensa cantidad de contagios se producen en el entorno cercano y precisamente por no llevar mascarilla o por no tener las debidas cautelas al respecto. 

Siempre les digo que tenemos una responsabilidad compartida en esto del coronavirus. Todos debemos ser responsables de nuestros actos desde un punto de vista personal pero también de cara al conjunto de la sociedad.

Aprendamos de nuestros errores en la anterior ola para no cometerlos en mayor medida en esta que tenemos encima.

Redacción

Next Post

La Justicia anula el confinamiento de Madrid ordenado por Sanidad para contener el Covid-19

Jue Oct 8 , 2020
El Tribunal Superior de Justicia de Madrid rechaza las medidas que restringen la movilidad en diez municipios de la región al entender que afectan a los derechos y libertades fundamentales. Mapa de las ciudades de España con el confinamiento perimetral El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado las medidas […]